jueves, 21 de abril de 2016

Así avanza la Reforma Universitaria

Así avanza la Reforma Universitaria

Tomado de esahora.pe

Han transcurrido 21 meses desde la aprobación de la Ley Universitaria y con ello el inicio de la Reforma Universitaria. Luego de 30 años de fallida autorregulación, lucro en la educación superior y crecimiento explosivo de universidades sin calidad, el Ministerio de Educación asumió por fin su rol rector. Desde el inicio del proceso surgieron dudas y resistencias sobre la conveniencia de un mayor involucramiento del Estado para que regule y establezca estándares de calidad. El proceso de negociación política para la aprobación de la Ley Universitaria y el inmediato debate sobre su constitucionalidad, así como los constantes intentos de modificaciones legislativas interesadas y la rebeldía de un grupo de autoridades de universidades públicas y privadas a cumplir la ley son algunos ejemplos de estas resistencias. Pese a ello, en estos 21 meses la reforma ha dado una serie de cruciales pasos.

En primer lugar, se creó la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria – SUNEDU como responsable del licenciamiento para el servicio educativo superior universitario, es decir, como la entidad a cargo de verificar el cumplimiento de condiciones básicas de calidad para ofrecer el servicio educativo superior universitario y autorizar su funcionamiento.

En segundo lugar, se creó la Dirección General de Educación Universitaria – DIGESU, responsable del fomento de la calidad del servicio de educación superior universitaria, un nuevo e importante espacio de articulación, dentro y fuera del Estado, con los actores nacionales y extranjeros del Sistema de Educación Superior Universitario. Su principal logro ha sido la aprobación de la primera Política de Aseguramiento de la Calidad de la Educación Superior Universitaria (D.S. 016-2015-MINEDU), en el marco de la cual se está trabajando en la modernización de la gestión en la universidad pública, el diseño de una política de bienestar del docente universitario y el fortalecimiento del rol de la universidad pública en la generación de conocimiento. Asimismo, se está preparando una política de internacionalización de la educación superior universitaria peruana y la construcción de un sistema de información para los usuarios y tomadores de decisiones. Hasta la fecha este esfuerzo ha representado una inversión de S/114 millones.

En tercer lugar, frente a la problemática de inequidad en el acceso, permanencia y culminación de la educación superior, a través del Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo – Pronabec, se ha desplegado una política de acceso a becas y crédito educativo orientada a jóvenes en situación de vulnerabilidad y/o exclusión social, en áreas como productividad, ciencia y tecnología. Entre 2012 y 2015 se han entregado 69 606 becas y 2 115 créditos educativos y además, se han canalizado 11 554 becas ofrecidas por la cooperación internacional.

Paralelamente, la Reforma Universitaria ha ido ganando reconocimiento y apoyo de actores estratégicos. Por ejemplo, un grupo de 14 rectores ha conformado la Asociación Nacional de Universidades Públicas – ANUP, la cual ha manifestado su respaldo a la necesidad de continuar con la implementación de la Reforma.  otro importante respaldo a la Reforma ha sido el anuncio del Banco Mundial de permitirle al Estado peruano la disponibilidad de líneas de crédito hasta por $2,500 millones con la condición de mantener un conjunto de 18 reformas, entre ellas, la Reforma Universitaria.

No obstante estos avances, es poco lo invertido si nos comparamos a otros países de la región; queda por delante una agenda muy amplia, pues partimos de muy atrás. En lo inmediato, los temas más apremiantes son: (1) la reforma del Sistema Nacional de Acreditación de la Educación Superior, (2) el diseño de una política de planificación eficiente de la provisión del servicio de educación superior universitaria, con énfasis en la universidad pública, a vísperas del levantamiento de la moratoria de creación de universidades, (3) la optimización de la distribución de los recursos del canon entregado a la universidad pública, (4) la aprobación de la Ley de Institutos Superiores Tecnológicos y Técnico Productivos con miras a la construcción de un único Sistema de Educación Superior que articule la educación técnica y universitaria y (5) construir mayores vínculos entre el sector educativo y el sector productivo.

No cabe duda que el esfuerzo por alcanzar los objetivos de la Reforma tendrá importantes consecuencias sobre el comportamiento del mercado de trabajo, la productividad, los ingresos, la competitividad y el desarrollo sostenible económico, social, cultural y político de nuestro país. Por ello resulta imperioso que el Estado, la academia, el sector privado y la sociedad civil organizada sean conscientes del punto del que partimos y comencemos a construir acuerdos sólidos que solo nos permitan avanzar hacia una educación superior de calidad.


Fuente: EsAhora

miércoles, 20 de abril de 2016

Bolivia dirige nueva arquitectura financiera mundial

Naciones Unidas elige al país andino para dirigir nueva arquitectura financiera mundial

Bolivia, el milagro mundial

Escribe: Rodolfo Braceli

La noticia tuvo la desgracia de ser excepcionalmente buena, y entonces, por ser así de extraordinaria, fue ninguneada por los pulpos de la des-comunicación. Para eso usan la tan mentada “libertad de expresión”, para esconder y traspapelar y aterrar.

La noticia suena a ciencia ficción, a delirio: “Naciones Unidas elige a Bolivia para dirigir la nueva arquitectura financiera mundial”. Sigamos escuchando, si es posible desde la buena leche: “La ONU eligió a Bolivia para presidir el comité especial que elaborará un marco jurídico multilateral que regule los procesos de reestructuración de deuda soberana. En Nueva York, los países miembros de la ONU eligieron al embajador boliviano Sacha Llorenti como presidente de ese comité.”

Parece mentira: no será Alemania, ni Estados Unidos, ni Japón, ni China el país modelo elegido para encabezar el trabajo destinado a instalar una nueva arquitectura financiera mundial que enfrentará al superpoder encarnado por los buitres. El comité presidido por Bolivia además “buscará garantizar el desarrollo sostenible de las naciones”.

Lo conseguido por Bolivia, hacia adentro y hacia afuera, no queda otra que reconocerlo. Evo Morales padeció burlas y afrentas. Recordemos y, de paso, veamos como la impunidad es pornografía. Cuatro países del envejecido Viejo Mundo (Portugal, Italia, España y Francia) el 3 de julio del 2013 prohibieron hacer escala al avión que trasladaba al presidente de Bolivia. Adujeron “problemas técnicos” en sus aeropuertos.

Problemas técnicos: un alevoso eufemismo que esconde el servilismo de cuatro gobiernos a esa Norteamérica que, después de Roosevelt, convirtió a sus presidentes en meros voceros del Pentágono. La “demora” del avión boliviano fue secuestro. Puso a prueba la vitalidad de la Unión de Naciones Suramericanas (UnaSur), reunida en Cochabamba.

Retomo reflexiones vertidas en esta columna desde el 2005. Lo que se le hizo a Evo, “el indio ese”, se le hizo a la América del Sur entera. Ya antes, recién elegido Evo, un cómico de la cadena católica española Cope simuló una llamada con Morales, haciéndose pasar por Zapatero. Mofa humilladora. Pero Evo gobernó y fue reelecto con más del 63 por ciento. Flor de detalle: antes de su triunfo liberó un millón y medio de “secuestrados” (analfabetos). “El indio ese” arrasó en las urnas. Superó el desgaste, la mofa racista y a una derecha que trató de partir a Bolivia en dos.

Más memoria. Por años los medios pulpos se burlaron del pulóver de Evo. Se escandalizaron desde el ABC de Madrid hasta el prolijo Vargas Llosa, que alertó sobre un racismo indigenista. El gran escritor usó la libertad más que para ser “liberal” en un sentido primordial, para malversar su stock reflexivo. Medio mundo se cantó de la risa haciendo sociología barata a propósito de ese Evo que visitaba a los mandatarios estelares sin saco, con su pulóver multicolor.

Damas y caballeros, debajo de la ropa todos estamos muy desnudos. Pero vemos que hay tipos que se disfrazan de ejemplares padres de familia y son eficaces asesinadores. Por su vestimenta, ¿alguien diría que el hijo de Bush, con la excusa de defender las democracias, perpetraría genocidios preventivos?

Más preguntas: ¿por qué nos burlamos de un presidente que se sigue vistiendo como se vestía? ¿Hasta cuándo oscilaremos entre banalidad y estupidez? ¿Será que aquí la apariencia es esencial?

El caso es que, mientras aquí mismo se mofaban del pulóver de Evo, el aseado, el bieneducado neoliberalismo superaba sus propios record de desocupación; los países del primer mundo estallaban, convertidos en desesperadas esquirlas de la burbuja financiera.

Tras la primera década del siglo 21 Unicef nos avisa que en este planeta mueren cada día, de hambre, unas 100 mil personas. De esas 100 mil muertes hambrientas, 30 mil son niños menores de 6 años. Por otro lado, el inspirado EE.UU. sigue alimentando guerras en las que, hasta el genocidio preventivo de Irak, había invertido más de 800 mil millones de dólares. Para matar.

Estamos a merced de los eufemismos. Decimos “este planeta”; digamos “este Sistema”. Periodistas y medios que descomunican tienen responsabilidades. Ejemplo: cuando diarios, radios y tevé se burlan del pulóver de “el indio ese”, distraen de lo que el indio expresó al asumir.

Evo dijo: “La política es una ciencia de servicio al pueblo. Hay que servir al pueblo no vivir del pueblo.” Y dijo: “No es posible que se privaticen los servicios básicos… Cuando el agua es negocio privado se violan los derechos humanos.” Y dijo: “¿Cómo buscar mecanismos que permitan reparar los daños de 500 años de saqueo a nuestros recursos naturales? Más del 20 por ciento de bolivianas y bolivianos son analfabetos.” Y dijo: “No es posible que haya hermanas y hermanos del campo sin documento personal. En Europa hasta los perros tienen pasaporte.” Y dijo, citando a Túpac Yupanqui: “Un pueblo que oprime a otro pueblo no puede ser libre”.

Además Evo contó, “para que sepa la prensa internacional, que a los primeros aymaras y quechuas que aprendieron a leer y escribir, les sacaron los ojos, les cortaron las manos para que nunca más aprendan a leer y escribir.”

Ahí Evo metió dedo en llaga: mediante la analfabetización se consolida la esclavitud. El siglo 21 necesita cada vez más esclavos para que los bien comidos y techados podamos seguir eructando la religión del bolsillo. La analfabetización secuestra.

Durante su primer gobierno Evo, aplicando el método cubano “Yo Sí Puedo”, alfabetizó 1.500.000 de secuestrados. En diciembre del 2008 la UNESCO declaró: “Bolivia, territorio libre de analfabetismo”. Evo lo demuestra: la paciencia es lo contrario de la resignación.

Hoy las Naciones Unidas eligen a Bolivia para dirigir “la nueva arquitectura financiera mundial”. No estamos soñando, estamos viendo lo que, por generaciones, dijimos que nosotros no íbamos a ver, ni nuestros hijos tampoco. Ahora lo sabemos: Bolivia anidaba otros yacimientos, además de los del oro y la plata, los incalculables yacimientos de la dignidad.


Fuente: CronicÓn

sábado, 2 de abril de 2016

El viejo truco del juego sucio

EL VIEJO TRUCO DEL JUEGO SUCIO

Escribe: Ciudadano Jaime Paredes Calla

Comparto una buena y una mala noticia para nuestra derecha peruana: la muy buena es que Keiko Fujimori está cerca de ser la primera Presidenta del Perú, la mala noticia es que los peruanos ya no caemos en el juego de las sucias campañas que se emprenden cuando alguna alternativa política que propone cambiar el statu quo, emerge firme, junto a un equipo humano impulsor que no está manchado con actos de corrupción.

Este proceso electoral, nuevamente nos retrotrae a recientes campañas: las municipales y regionales del 2010 (en particular a la alcaldía de Lima Metropolitana) y las generales del 2011. En ambos casos, la “satanización” y el miedo fueron el desesperado recurso al que acudió la derecha, en particular la catalogada como “bruta y achorada” (DBA).

Estas prácticas tienen larga data, ¿recuerdan a cierto régimen de connotaciones delincuenciales que hizo de la mentira y la diatriba una impune práctica institucionalizada entre actores políticos y medios de comunicación?, ¿recuerdan cuando desde el aparato estatal del gobierno nacional se satanizaba sistemática y antidemocráticamente a las organizaciones de izquierda, sean sociales y/o políticas, vinculándolas con el terrorismo que padeció nuestro país en el proceso del conflicto armado interno desatado desde la década de los ochenta? Cualquier parecido con el momento actual con campañas que pretenden infundir miedo, NO es pura coincidencia.

Ya sabemos que lo que corresponde ahora es generar pánico financiero, que el dólar se incremente y se presente la amenaza de una contracción de las inversiones, así como que se catalogue de “chavista” a una candidatura que representa un cambio, así sucedió con Villarán, luego con Humala, y ahora le toca a Verónika Mendoza. Afortunadamente, los peruanos sabemos perfectamente que estas campañas sucias ¡ya no van más! Sino recordemos cuando con Susana Villarán casi se anunciaba el apocalipsis en Lima porque un gobierno DE IZQUIERDA iba a ejercer las riendas de la capital peruana, ¿y sin embargo, qué sucedió?:

La gestión municipal de Villarán fue más eficiente que las anteriores gestiones municipales en cuanto a gasto e inversión (¿no que con la izquierda las inversiones se iban a contraer?), se consolidó una alianza con el sector privado, alcanzando la histórica suma de US $ 2,800 millones de dólares en obras e infraestructura para la ciudad de Lima (nunca antes en su historia Lima había dispuesto de tantos fondos comprometidos exclusivamente en beneficio de la ciudad).

La gestión “izquierdista” de Villarán recibió la calificación “BBB” por la calificadora Fitch Ratings, que se da únicamente a aquellas instituciones que a nivel mundial alcanzan “un excelente grado de inversión” (¿no que las inversiones se contraerían?).

La calificadora de riesgo “Moody´s” elevó la calificación de Lima a “Baa3”, reconociendo un “sólido desempeño fiscal y la sólida posición de liquidez”, sí, de la gestión izquierdista de Villarán.

Sin embargo ya sabemos que la DBA seguirá con la cantaleta que una gestión de izquierda se opone a la inversión, sin embargo los peruanos sabemos que esas mentiras ya no pegan y que ¡no van más!

Es momento que erradiquemos las prácticas heredadas del cleptocrático régimen fujimontesinista, nuestro país no merece tropezar con la misma lacra de la corrupción institucionalizada.


Quizá necesitamos un cambio, que considere una revalorización del sentido de hacer política, quizá es momento que como parte de ese cambio nuestro país tenga por vez primera a una mujer como su Presidenta, quizá requerimos que la antorcha de la esperanza siga fulgurando firme.