martes, 31 de agosto de 2010

Banco genético in vitro más grande del mundo: en Lima

En Lima, el banco genético in vitro más grande del mundo

En este banco se preservan los genes in vitro de siete mil 180 variedades de papa, ocho mil 26 variedades de camote, además de mil 556 variedades de raíces y tubérculos andinos.

Xinhua
Publicado: 31/08/2010 12:26

Lima. En una edificación a prueba de terremotos, en la parte este de Lima, se halla el germoplasma in vitro más grande del mundo, creado y administrado por el Centro Internacional de la Papa (Cip).

En este banco se preservan los genes in vitro de siete mil 180 variedades de papa, ocho mil 26 variedades de camote, además de mil 556 variedades de raíces y tubérculos andinos.

Sin embargo, ante la eventualidad de un desastre de vastas proporciones en la capital peruana, un duplicado de esta colección in vitro fue enviada a Argentina (en el caso de la papa) y otra a Colombia (en el caso del camote) para preservar esos cultivos.

Asimismo, en Svalbard, en el Polo Norte, en las instalaciones especiales de la Bóveda Global del Cip, con temperaturas por debajo de los 20 grados centígrados, se mantienen in vitro semillas de 35 diferentes cultivos andinos.

La ingeniera Genoveva Rossel, del Cip, explicó a Xinhua que este trabajo de curaduría con las semillas de tubérculos y raíces andinas para remitirlas in vitro a diferentes espacios geográficos se denomina "conservación en cajas negras" y se inició en 2007.

La tarea consistió fundamentalmente en evaluar las condiciones de viabilidad de las semillas, que debe ser del 80 por ciento, y coleccionar los germoplasmas de las que pasan esta evaluación.

El germoplasma es el conjunto de genes que se transmite en la reproducción a la descendencia por medio de gametos o células reproductoras.

El objetivo del Cip es que ante cualquier desastre mundial se pueda tomar los germoplasmas de estas semillas, llevarlas al campo y hacerlas florecer para mantener la existencia de esos cultivos y garantizar la alimentación de la gente.

Si bien este es un trabajo rutinario del Cip, ahora ha cobrado mayor importancia y urgencia ante las amenazas del cambio climático, dijo Rossel.

Es opinión de consenso entre los estudiosos de este centro de investigación que el actual proceso de cambio climático ha puesto bajo seria amenaza las áreas más ricas en biodiversidad del planeta, como es el caso del Perú.

Pero también son amenazas la desertificación, la deforestación, las enfermedades, la erosión, la expansión urbana y los monocultivos.

En el banco de germoplasma del Cip se mantienen siete mil 180 variedades de papa, de las cuales dos mil 248 son silvestres y cuatro mil 932 son variedades de papas andinas.

Las variedades de papas nativas endémicas cultivadas incluyen dos mil 700 del Perú y 900 de Bolivia, Ecuador y del resto de países andinos, las cuales presentan un amplio rango de formas, tamaños y colores (desde el blanco hasta el rojo y negro).

De las ocho mil 026 variedades de camote coleccionadas en el banco de germoplasma, mil 171 son silvestres.

El banco de germoplasma del Cip está dotado de cámaras de conservación de última tecnología e instalaciones del mismo nivel que incluyen herbarios y laboratorios para prueba y eliminación de patógenos, entre otros equipos.

Además el Cip tiene tres estaciones experimentales en campo: en La Molina (en Lima), en Huancayo (en la sierra de Junín) y en San Ramón (en la ceja de selva de Junín), procurando abarcar de esta manera la amplia variedad de climas y suelos del Perú.

Con el propósito de preservar esta valiosa colección de germoplasma de la papa, el camote y otros tubérculos y raíces andinas, se utiliza una serie de métodos de conservación a prueba de fallas.

Estos métodos son el banco de germoplasma en campo, la conservación in vitro, la conservación como semilla sexual, la criopreservación, el banco genético de ADN, el herbario, la conservación in situ-ex situ, y la conservación en cajas negras.

En la conservación in vitro, por ejemplo, las plántulas de papa son mantenidas hasta dos años en tubos de ensayo, donde crecen en un medio esterilizado, semisólido y especialmente desarrollado que proporciona todos los nutrientes que la planta necesita.

Además, están a bajas temperaturas, de seis a ocho grados centígrados, con luz tenue y bajo el control de un regulador osmótico que frena el crecimiento de la planta.

Cuando se vuelve a sembrar bajo condiciones normales de luz y temperatura, las plántulas de papa y camote crecerán normalmente, explicaron a Xinhua los científicos del Cip, visitados en su estación experimental de San Ramón.

En el caso de la criopreservación, también explicaron, los ápices culinares son congelados en tanques con nitrógeno líquido a -196 grados centígrados, con una solución que protege el tejido.

A esta temperatura, en teoría, todas las funciones celulares cesan, haciendo posible mantener las plantas indefinidamente y revivirlas mucho tiempo después.

Otro método de conservación único del Cip es el almacenamiento del ADN, el cual ha sido extraído actualmente a más de dos mil 400 variedades de su colección de germoplasma, y que se mantiene en congelación a -70 grados centígrados.

El objetivo es tener todas las variedades conservadas de esta manera en el futuro.

El Centro Internacional de la Papa (Cip), fundado en 1971, tiene como prioridad de trabajo la conservación de los recursos genéticos de papa y camote, cuya colección (la más grande del planeta) se mantiene como un bien público mundial.

Su banco de germoplasma, el primero en el mundo en obtener la acreditación 17025 de la Organización Internacional para la Estandarización (Iso), utiliza la tecnología del código de barras, lo cual le permite operar sin lápices ni lapiceros.

La norma Iso 17025 trata temas como la competencia técnica y la conducta ética del personal, la utilización de ensayos bien definidos, procedimientos de calibración, participación en ensayos de pericia y contenidos de informes de ensayos y certificados.

Otro motivo para el desarrollo de la norma es el de armonizar la acreditación de los laboratorios y la aceptación de la información de los ensayos en todo el mundo.

Esto significa que todos los países que participen de la norma deberán aceptar los resultados de los ensayos realizados por los miembros acreditados de los otros países.

Fuente: La Jornada

lunes, 30 de agosto de 2010

Una nueva forma de hacer política

Las redes sociales

Escribe: Lorena Martínez Rodríguez

Las formas de hacer política definitivamente han cambiado. Fue tan repentino que no nos dimos cuenta hasta que ya estábamos prácticamente inmersos en el uso de lo que son las redes sociales, encabezadas por Facebook y seguidas por Twitter, My Space y Hi5, además de otros esquemas como YouTube para videos o Flickr para fotografías, el sistema de vida virtual Second Life, los cientos de miles de blogs y los asombrosos motores de búsqueda de Google, Yahoo y Wikipedia. Todo esto en su conjunto se la ha llamado Internet 2.0 y el creciente estilo de vida digital ha cambiado la forma de hacer política.

Me he dado cuenta de que esta manera de convivencia virtual está permeando con mucha rapidez en la sociedad civil aguascalentense, que además exige una nueva forma de hacer política y los políticos estamos obligados a utilizar las herramientas de comunicación más modernas para establecer vínculos con el ciudadano del siglo XXI.

Barack Obama utilizó esta nueva manera de comunicarse en 2008 y obtuvo un contundente triunfo en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos de Norteamérica. A partir de entonces, el tema de las redes sociales ha significado una aspiración, de candidatos y gobernantes, a comprenderlas y dominarlas para efectos de obtener una retroalimentación del votante conociendo en tiempo real su parecer respecto a una oferta política.

Actualmente, Obama utiliza Facebook como una de sus principales y más efectivas herramientas de difusión institucional, estando a punto de llegar a los 13 millones de fans en su perfil significando una audiencia envidiable para cualquier ente emisor, pero además activamente participativa, aunque esto no significa que están dados de alta sus fieles seguidores pues una gran cantidad están constantemente ‘posteando’ críticas y señalando errores de la administración. Ahí es donde se está construyendo una nueva manera de hacer política a través de modernos esquemas de participación ciudadana que refuerzan el diálogo y la democracia.

Si recordamos, el Internet comenzó a popularizarse a finales de los años noventa y era visto como una extensión o refuerzo de los medios ya existentes. El internauta se conectaba para ver páginas promocionales de películas, catálogos de tiendas en línea, buscaba información sobre algún tema y mandaba correos electrónicos. Hasta los últimos dos años los políticos de todo el mundo nos empezamos a preocupar por el verdadero fenómeno que ya es la Política 2.0: la herramienta que permite al ciudadano estar más cercano a su gobernante gracias a la interacción y sumando interés, por que ahora ya se sienten escuchados, leídos y tomados en cuenta, pero sobre todo, atendidos.

Cierto es que el proceso de mediatización de la democracia y llevar a los extremos la videopolítica provocó una sensación de hastío en la población mundial. Conforme avanzaban las elecciones, los candidatos y gobernantes tenían mayores problemas para tener acceso al público, pues el rechazo y la incredulidad crecían exponencialmente reflejándose en los fenómenos de abstencionismo elevado y voto blanco o anulado. Veo con infortunio que persisten algunos políticos en el uso de estrategias de comunicación caducas desde la década de los noventa usando las nuevas tecnologías.

Ahora que la evolución del Internet nos permite tener mejor contacto con los ciudadanos, debemos adaptarnos rápido y aprovecharlo, pero sobre todo, hacer un uso responsable, pues la inteligencia colectiva detectará rápidamente cualquier intento de manipulación y el rechazo será inmediato.

Así que la elaboración de una nueva forma de hacer política consiste en permitir un libre acceso a la información para privilegiar el diálogo y debate de ideas, difundir la plataforma ideológica y acciones gubernamentales a diferentes segmentos con intereses particulares prescindiendo de la dependencia total del spot, el cual por razones comerciales es limitativo y sumamente sintético en contenido.

La nueva política mexicana se escribirá, en gran medida, a través de los medios digitales y el escenario de debate libre y abierto con el ciudadano para fortalecimiento de la participación serán las redes sociales o social media, a través de ellas los gobiernos nos haremos más eficaces y los ciudadanos se sentirán más satisfechos.

Fuente: Crisol Plural

sábado, 28 de agosto de 2010

¿Torpeza o soberbia de un político con experiencia?

¿Torpeza o soberbia?

Escribe: Hugo Guerra

Detrás del caso Kouri hay una lección legal, ética y política muy importante, que consiste en recordarle al ciudadano que los políticos no pueden actuar impunemente con desprecio por la ley.

El señor Álex Kouri Bumachar es, como bien sabemos, ex congresista, tres veces alcalde provincial del Callao y renunciante presidente de esa región. Su formación académica básica es la de abogado con estudios en ciencias políticas. Lo que eso revela es que –al margen de cualquier calificación ideológica por sus contactos con Vladimiro Montesinos– estamos frente a un político no improvisado, con amplia ejecutoria y un perfil profesional que lo hace conocedor del derecho y del Estado constitucional.

Pese a ello, su candidatura a la Alcaldía de Lima Metropolitana ha sido abortada por una justa resolución del Jurado Electoral Especial, en la que se explica claramente que Kouri no cumple con el requisito de haber domiciliado por dos años continuos en la provincia.

En instancia de apelación el político sostenía el supuesto derecho al domicilio múltiple por cuestiones tributarias, pero el jurado ha sido contundente al precisar que este tipo de domicilio se define sobre la base de ser el lugar donde “la persona tiene ocupaciones habituales”: Y ha añadido: “Al respecto, la Real Academia Española define a la ocupación en su cuarta acepción como aquello ‘que se hace’, padece o posee ‘con continuación’ o por hábito, por lo que la ocupación habitual es a juicio de este colegiado aquella actividad o entretenimiento que se hace con continuidad”. La resolución enfatiza, además: “Resultaría irrazonable aceptar que un candidato cuyo domicilio siempre figuró en el departamento de Piura, fijó su domicilio fiscal en el departamento de Tacna y por ende, se le tenga domiciliado en este último”.

Más claro no canta el gallo, por tanto, en una traducción coloquial lo que esto significa es que el jurado le ha dicho a Kouri: no seas vivo, tu candidatura no está acorde a derecho y, seas exitoso o no, no vas a poder postular. Y cuidado, la tacha representa el derecho de los ciudadanos a exigir que quienes pretenden convertirse en sus representantes simplemente no mientan con la información que acreditan para inscribirse en una contienda electoral.

Por lo demás, ya la candidatura de Álex Kouri venía manchada éticamente porque, justamente a sabiendas de que no cumplía los requisitos, inclusive se vinculó al Partido Cambio Radical que, a día de hoy, no es otra cosa más que un vientre de alquiler. Es decir un cascarón que alguna vez fue formado por el ex congresista José Barba Caballero y que en esta etapa, penosamente, solo se arrienda al mejor postor.

¿Kouri Bumachar –quien más allá de juicios puntuales es un gestor municipal con obra entregada en el Callao– necesitaba de ardides legaloides y de infracciones éticas para tentar la Municipalidad de Lima? ¿No pudo planificar su futuro y sus ambiciones políticas de mejor manera siendo él mismo abogado? ¿O simplemente imaginó que, teniendo una popularidad electoral que lo ubicaba entre los dos candidatos con mayores preferencias, el imperio de la ley no lo alcanzaría? ¿Torpeza o soberbia?

Este político ahora tiene mucho que explicar y muchas facturas que pagar. Primero ante el país, porque no es justo que alguien se meta tan a fondo en el sistema político y electoral a sabiendas de que podía patearlo desde adentro. Segundo, ante sus partidarios y los miembros de su lista de alcaldes y regidores que ahora no tienen ninguna seguridad de adónde se irá ese aparente 20% de votos que Kouri ya había acumulado.

Por encima de cualquier espíritu partidario, bien o mal entendido, y en atención a que se trata de una tacha correctamente ejecutada, ¿el señor Kouri habrá dado una explicación coherente y convincente a los suyos sobre por qué de un momento a otro se convierten en huérfanos de líder?

La cuestión es tanto más crítica puesto que aun cuando algunos candidatos de Cambio Radical triunfen en los distritos, no tendrán oportunidad de coordinar con una cabeza centralizadora y, muy probablemente, tendrán que entregarse al transfugismo para sobrevivir.

Finalmente es bueno preguntar: ¿Cuánto le habrá costado al señor Kouri esta aventura electoral? ¿Se sabrá quiénes fueron sus aportantes y cómo les resarcirá ahora que ya no es candidato?

Álex Kouri Bumachar pudo haber sido un político de nuevo cuño porque condiciones de dirigente y de gestor no le faltan, pero… al menos por ahora es solo símbolo de esa política improvisada y faltosa que la enorme mayoría de peruanos democráticos queremos erradicar.

Fuente: El Comercio

lunes, 23 de agosto de 2010

Municipalización de la gestión educativa

Estimados/as conciudadanos/as, hace unos días hice la defensa de mi tesis de maestría (o como decimos en Perú: "sustenté" mi tesis), la cual versa sobre la municipalización de la gestión educativa, considerando como estudio de caso al distrito arequipeño de Paucarpata.

Dado que en estos tiempos el conocimiento es abierto y global -más aun considerando las tecnologías de la información y comunicación (TICs)- pongo a su disposición este trabajo de investigación esperando que contribuya no sólo a entender el proceso de cómo esta política pública (la municipalización de la gestión educativa) ha sido diseñada y está siendo implementada, sino también proporcione elementos para una mejor toma de decisiones por parte de quienes tienen a su cargo su conducción.

Tesis Municipalización de la Gestión Educativa

Apoyemos a la Juventud

Apoyemos a la Juventud

Escribe: Lorena Martínez Rodríguez

El pasado jueves 12 de agosto se celebró el día internacional de la juventud pasando casi de noche para la mayoría de las autoridades y organizaciones enfocadas a la atención de jóvenes en México. Pareciera que en la agenda política y social de nuestro país están situados en una posición casi terciaria cuando es el segmento poblacional que requiere de mayor atención.

Los datos emitidos recientemente por INEGI, CONEVAL y CONAPO nos brinda información alarmante sobre la adversa situación que enfrenta la juventud mexicana.

De entrada, la mitad de los jóvenes mexicanos padecen una situación de pobreza, mientras que 3.3 millones la sufren de manera extrema. El 68% de los jóvenes no cuenta con servicios de seguridad social y según la COPARMEX hay ocho millones de ninis (ni estudian ni trabajan) que en suma, cuando lleguen a la etapa adulta serán una franja muy pesada en la pirámide poblacional dado que hay muy pocas medidas para activar toda esa energía y creatividad en cauces productivos, permitiendo a los muchachos sumirse en el ocio, alcoholismo, drogadicción, sedentarismo que provoca obesidad y enfermedades prematuras; y encima, baja capacidad profesional por desaprovechamiento y rezago educativo.

Por su parte, la Organización de las Naciones Unidas celebró este día iniciando el año internacional de la juventud titulándolo “Diálogo y Mutuo Entendimiento”. A concluir el próximo 11 de agosto de 2011, este año a favor de las nuevas generaciones contará con apoyos para 1200 millones de habitantes en desarrollo de 15 a 24 años de edad, según anunció Ban Ki-Moon, secretario general de la ONU. Los pilares de las acciones serán el aumento del compromiso y de la inversión destinados para la juventud, el fomento de la participación y asociaciones e impulso del entendimiento intercultural entre jóvenes.

Como respuesta inmediata, un día después del día conmemorativo, el Secretario de Educación Pública, Alfonso Lujambio anunció que en la ciudad de Guanajuato se celebrará el próximo 23 de agosto el Congreso Mundial de la Juventud cuya búsqueda es evitar que al joven se le estigmatice como víctima o culpable. Al evento vendrán 27 mil jóvenes de 97 países para tratar temas como la reducción de la pobreza, el cambio climático y el uso de la energía renovable, la generación de empleos con responsabilidad ambiental, la protección social en salud, equidad de género y la ampliación de oportunidades educativas.

Los esfuerzos generados por todas las instancias gubernamentales y organismos mundiales para beneficiar a los jóvenes serán bienvenidos, siempre teniendo en cuenta que serán inertes sin una coordinación eficaz o careciendo de una visión a largo plazo, pues no es mentira que quienes tienen menos de 34 años han conocido solamente la crisis y ésta se ha venido agravando durante la última década. Estoy de acuerdo con Lujambio en evitar la victimización y luchar para motivar y sacar adelante a los chicos que gracias a las nuevas tecnologías de la información son altamente capaces y receptivos con una buena orientación, sin embargo debemos reconocer que sí les han pegado las crisis mundiales y nacionales, los súbitos cambios de paradigmas y la brecha generacional que cada vez menos se entiende entre sí.

Para impulsar el superavit juvenil y delinear el México que queremos para los próximos cuarenta años es urgente diseñar políticas públicas eficientes en los diferentes ámbitos de gobierno aliados con las asociaciones civiles, las organizaciones educativas, las empresas, las organizaciones de culto y los medios de comunicación. Tengo la plena seguridad que delineando un plan emergente con líneas ejecutivas claras como el aprovechamiento y gestión de los recursos que la ONU invertirá para los jóvenes y la apuesta al talento creativo y emprendedor con fondos y financiamientos para su desarrollo, podemos revertir la situación en pocos años si comenzamos lo más pronto posible.

Fuente: Crisol Plural

viernes, 20 de agosto de 2010

El cuarto país latinoamericano con mejores condiciones para vivir

El Perú es el cuarto país latinoamericano que ofrece las mejores condiciones para vivir

Y a nivel global se ubica en el puesto 42, según una encuesta de la revista “Newsweek”, que preguntó cuál sería el mejor país para vivir

El Perú se ubicó como el cuarto país en Latinoamérica y el número 42 a nivel mundial en un ránking de países que ofrecen las mejores posibilidades para vivir una vida segura, saludable y relativamente próspera en la actualidad, determinó una encuesta de la revista Newsweek.

A nivel global, el primer lugar en la encuesta lo obtuvo Finlandia, seguido de Suiza y Suecia. Mientras que en América Latina y el Caribe, Chile, Costa Rica y Panamá lideran una lista de 20 países.

La evaluación se realizó en base a cinco variables, que configuraban el ambiente que cada país ofrece como mejor o peor lugar para vivir.

Cada una de ellas tenía un determinado puntaje: sistema educativo (1), sistema sanitario (17), calidad de vida (4), dinamismo económico (8), ambiente político (5).

En su última edición, Newsweek comparó a los países dividiéndolos en grupos regionales, así como a través de su tamaño de población y nivel de ingresos.

Fuente: El Comercio

jueves, 19 de agosto de 2010

Gobernabilidad y Convivencia Democrática en Latinoamérica

FLACSO presenta Estudio de Opinión Pública en Latinoamérica sobre Gobernabilidad y Convivencia Democrática

La Secretaría General de la FLACSO presentó este lunes 16 y martes 17 de agosto los resultados del Estudio de Opinión Pública realizado en América Latina durante los meses de noviembre y diciembre del 2009 y que fueron analizados por expertos de la empresa IPSOS y por analistas de la FLACSO durante el el primer semestre del 2010.

En las actividades realizadas estuvieron presentes por parte de la FLACSO, el Secretario General, Francisco Rojas Aravena, la Coordinadora Regional de Cooperación Internacional, Josette Altmann, la Coordinadora Regional Académica, Juany Guzmán, así como Fernando Estrella y Gustavo Araya, de la Empresa IPSOS, Manuel Rojas, Investigador de la FLACSO y Marco Fournier, Analista de Opinión Pública.

Dado que la convivencia democrática incluye numerosos factores definidos por aspectos históricos, culturales, étnicos, de roles asignados por género, entre muchos otros; se ha decidido, que el Proyecto "Gobernabilidad y Convivencia Democrática en América Latina" desarrollado por al Secretaría General de la FLACSO y con el auspicio de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo - AECID, pueda analizar y precisar la relación entre gobernabilidad y convivencia democrática desde tres abordajes interconectados, pero diferenciados entre sí para los propósitos del proyecto: ciudadanía, desarrollo local y nuevo conocimiento. Las dos primeras dimensiones permitirán al proyecto tener impacto en la formulación de políticas públicas, mientras que la tercera aportará al desarrollo de nuevo conocimiento, tarea impostergable en una América Latina que requiere con urgencia la construcción de pensamiento propio y paradigmas capaces de interpretar mejor la realidad y particularidades históricas de la región a doscientos años de su independencia.

Asimismo, es importante destacar que el proyecto propone como ejes transversales a grupos de población (algunas veces definidos como “especialmente vulnerables”) que serán prioritarios en la construcción de “puentes” en las tres dimensiones del proyecto: mujeres, jóvenes y pueblos indígenas. Cada una de las dimensiones seleccionadas del binomio gobernabilidad/convivencia democrática deberá incluir de manera sobresaliente las implicaciones que ello tiene en atención a estos grupos de población históricamente afectados de manera negativa y sujetos de exclusión de la convivencia, la que no será democrática mientras transite por los caminos de la invisibilización y marginación de las mayorías en América Latina. En el caso particular de los pueblos indígenas, se desea relevar de manera especial sus peculiares visiones sobre la “gobernabilidad” misma que no puede ser entendida en su caso, a partir de los parámetros propios del Estado Nación occidental. Esto es esencial en casos como los de Bolivia y Guatemala.

El proyecto es de carácter latinoamericano y caribeño y abarca 17 países en cuatro subregiones: Mesoamérica, Caribe, Países Andinos y Cono Sur. Asimismo, son cinco las variables a considerar para valorar las relaciones entre gobernabilidad y convivencia democrática, que decididamente marcarán los temas de encuentro entre las dimensiones del proyecto. Estas variables son:

1.Seguridad ciudadana y diseño y recuperación de espacios públicos,
2.Participación y políticas públicas,
3.Nuevos patrones de comportamiento de grupos familiares,
4.Institucionalidad: diálogo/coordinación y gobiernos locales, regionales y nacionales,
5.Cooperación internacional, subregional y regional.

Fuente: FLACSO

Estudio Opinion Publica La Ti No America

Año Internacional de la Juventud

ONU lanza Año Internacional de la Juventud

12 de agosto, 2010 El Secretario General de la ONU pidió hoy a los gobiernos de todos los países que presten especial atención a la juventud, en momentos en que las economías empiezan lentamente a estabilizarse.


En un mensaje con motivo del Día y el inicio del Año Internacional de la Juventud, Ban Ki-moon señaló que la crisis económica afectó a ese grupo de población de manera desproporcionada, aumentando el desempleo, limitando el acceso a la educación, y recortando los salarios de los que trabajan.

Ban subrayó además, durante un evento para lanzar el Año Internacional en el que participaron jóvenes de todo el mundo, que atender las necesidades de ese sector de la población es un imperativo moral y una necesidad para el desarrollo.

“La energía de los jóvenes puede estimular las economías. Los jóvenes emprendedores pueden abrir nuevos mercados. Los jóvenes comunicadores llegar a nuevas audiencias. El idealismo y la creatividad de la juventud son algunos de los recursos más importantes que un país pueda tener”, sostuvo el jefe de la ONU.

Agregó que los jóvenes hacen contribuciones importantes para erradicar la pobreza, contener la propagación de enfermedades, luchar contra el cambio climático, y alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Ban instó a los Estados Miembros a aumentar sus inversiones en la juventud para que los aportes de ese sector poblacional se potencien al máximo.

Para concluir, enfatizó que se deben redoblar los esfuerzos para incluir a los jóvenes en las políticas, programas, y procesos que beneficien su futuro.

Fuente: Naciones Unidas

lunes, 9 de agosto de 2010

Logros del Perú en la primera década

En el siguiente reportaje del programa dominical "Cuarto Poder" se presentan algunos de los más importantes logros del Perú durante la primera década del siglo XXI:



Mención especial merece también José García Sullca, quien obtuvo la medalla de Oro en la 51° Olimpiada Mundial de Matemática.

domingo, 8 de agosto de 2010

Descentralización y elecciones

“El gobierno carece de voluntad política para avanzar la regionalización”

Eduardo Ballón. Antropólogo y directivo de Desco –uno de los más prestigiosos centros de investigación en ciencias sociales–, integrante de Propuesta Ciudadana y autor de libros y estudios de su especialidad, Eduardo Ballón es una autoridad en temas de descentralización y regionalización. Dialogamos con él a raíz de la propuesta incluida por el presidente García en su reciente mensaje al país.

Por: Federico de Cárdenas

Viéndolo en perspectiva, ¿se adelantó Toledo al disponer en forma voluntarista un proceso de regionalización a partir de los actuales departamentos al inicio de su gobierno?

–Es claro que ahí hay una responsabilidad de Toledo y de varios más, por creer que era posible una regionalización desde los departamentos y lanzar un paquete de normas amarrando este proceso a la descentralización política. Ese es el pecado original de lo que vivimos hoy. El fracaso del proceso de descentralización y del referéndum de octubre de 2005 bloquea ese proceso, pero luego es poco o nada lo que ha hecho el actual gobierno por encontrar vías para corregir los errores que venían desde el diseño inicial.

–¿Ese proceso no parte de un deseo utópico que cree que los departamentos van a decidir unirse y crear esas entidades territoriales superiores que serían propiamente las regiones, cuando hay una tradición en sentido contrario?

–En efecto, hay una tradición, aunque en unos es más fuerte que en otros. Arequipa y La Libertad la tienen muy fuerte, pero Huancavelica, por ejemplo, no. Al lado de ese asunto hay una cantidad de intereses significativos que no se resuelven por decreto, y en la medida en que ni en el gobierno de Toledo ni en este ha habido algún tipo de discurso o propuesta sobre cómo hacer la integración y esto quedó librado a la supuesta voluntad de ciudadanos que debían expresarse en un referéndum, no son de extrañar las dificultades que vivimos hoy. El proceso del 2005 se realizó a partir de un diseño hecho por el gobierno central.

–Cuando mencionas intereses supongo que también te refieres a que hay regiones muy ricas, con ingentes recursos procedentes del canon, y otras que no los tienen.

–El ejemplo típico sería Ica–Huancavelica. Los iqueños no quieren integrarse con Huancavelica, pese a que ese sería uno de los ejes de integración razonables. Ellos argumentan que tendrían que compartir sus éxitos y recursos con una cantidad enorme de pobres, pero si lo pensaran bien se darían cuenta de que ellos prosperan gracias al agua y la energía eléctrica que provienen de Huancavelica, que además les brinda mano de obra barata para la agroexportación.

Elecciones y candidatos

–¿Cómo ves la multiplicación de candidaturas con miras a las elecciones regionales?

–La fragmentación que se observa en todos los espacios y circunscripciones electorales es dramática. Si uno mira exclusivamente la elección regional, lo que se constata es que, de un lado, los partidos nacionales han aumentado ligeramente su presencia –muchos de ellos como vientres de alquiler en las candidaturas regionales– y, de otro lado, que las agrupaciones regionales se han multiplicado por más de dos. A pesar de las normas y de las barreras que se ponen, la crisis de representación y la crisis del sistema político es más fuerte y está lejos de corregirse. Si para las elecciones nacionales vamos a tener por lo menos 28 potenciales candidatos (contando los partidos ya registrados), en las regionales tendremos unos 320 frente a los 222 que compitieron en las anteriores. A nivel provincial y distrital ocurre otro tanto.

–¿Esto se debe a que hay una torta mayor que repartir? ¿Cuál sería la explicación?

–Es resultado de varias cosas. Por una parte, de la desinstitucionalización que hay en el país; pero, de otro, de la incapacidad de los denominados partidos nacionales para ser efectivamente tales. Se juntan todos los factores y por mucha buena voluntad que tengan las distintas normas, cada una de ellas crea nuevos problemas. Por ejemplo, la segunda vuelta electoral, que funciona desde estas elecciones regionales, no está mal; pero como simultáneamente se crean en la práctica distritos uninominales para elegir a los consejeros del gobierno regional, podemos terminar con gobiernos en los que hay un presidente que no cuente con un solo consejero, ya que su lista puede quedar segunda en provincias, pero ganar la elección.

–La norma fue dada para que varias listas se entiendan, pero nadie sabe si va a ocurrir.

–Exacto, la norma parte de un acto de fe, de una apuesta por el consenso. Pero ese es un discurso conceptual que no necesariamente tiene que ver con la realidad. Además, los gobiernos regionales hasta ahora –y no es un problema de ellos sino del diseño– son básicamente presidencialistas, el poder del consejo regional es restringido.

–Hace un par de años, y creo que fue también en un mensaje de 28, el presidente García habló de formar “regiones piloto”.

–Como en tantas cosas, el presidente se dice y desdice. En efecto, habló de la voluntad del Ejecutivo de avanzar en el proceso, y anunció dos cosas: un proyecto de regionalización que era responsabilidad de la Secretaría de Descentralización y la constitución de regiones piloto. El primero ha terminado en una consultoría hecha por una empresa privada muy respetable, pero que ha quedado a ese nivel, sin que exista una propuesta del Ejecutivo. En lo que hace a las regiones piloto, los presidentes de San Martín y Amazonas, a los que se sumó el de La Libertad, avanzaron hacia la creación de una y se convirtieron en una “mancomunidad regional” que ha creado una comisión de desarrollo y otros acuerdos, y pugna por una propuesta de ley para oficializar su integración. Pero el proyecto no avanza en el Congreso porque en verdad no le interesa a nadie. Volviendo al último mensaje de AGP, es bastante fácil decir “que el Congreso resuelva”, cuando se sabe que el Congreso tiene una importante responsabilidad en el bloqueo de la descentralización, pero la del Ejecutivo no es menor. A la clase política que opera en Lima y al Ejecutivo, es un tema que les interesa poco. Es que si hay verdaderas regiones existe para ellos el riesgo de contrapoderes reales y una mayor insistencia en la descentralización fiscal, un tema del cual no quieren oír.

–¿Esto se debe a que con una debida descentralización surgiría un país distinto al que manejan y que no sabrían cómo afrontar?

–Surgiría otro país, en el que las estructuras que ellos han mantenido para operar políticamente no les servirían. Si uno mira qué se ha avanzado en términos de integración política regional o municipal, lo que se constata es que lo poco que se ha logrado ha sido por la presión y decisión de las autoridades subnacionales. Hoy existen varias juntas de coordinación regional, de las cuales la más significativa es la denominada Internor, que agrupa a Tumbes, Piura, Lambayeque, Cajamarca, Amazonas y San Martín, y desde el 2007 a La Libertad y Ancash. Esa junta de coordinación tiene una secretaría técnica, un plan de desarrollo estratégico de la macrorregión, está buscando crear un ente de inversiones y tiene una propuesta de desarrollo. Pero el gobierno nacional no ha hecho nada por ellos y para el Congreso es como si no existieran. Algo similar ocurre a nivel municipal, cuya Ley de Mancomunidades, que fue idea de la Asociación de Municipios del Perú, tardó más de un año. Hoy son 35 mancomunidades.

–Se habla mucho de la macrorregión sur, ¿es un mito o puede ser una realidad? Por lo que cuentas, el norte lleva la delantera.

–Sin duda. La denominada Junta Interregional del Sur recién se ha formado en abril de este año, mientras que en el norte ya tiene un recorrido largo. Esta Junta involucra a Tacna, Arequipa, Cusco, Madre de Dios y Moquegua. Lo que ha hecho ha sido constituirse, pero no ha avanzado mucho más. Tiene un gran retraso respecto de la macrorregión norte. Sin embargo, se habla mucho de ellos porque en el sur, y especialmente en el sur andino, está uno de los focos de resistencia al modelo neoliberal.

–¿Crees que en los dos meses que quedan hasta las elecciones regionales, las poblaciones tendrán la posibilidad de distinguir entre la paja y el trigo, es decir, diferenciar las propuestas serias de aquellas oportunistas?

–En general, las autoridades subnacionales elegidas el 2006 fueron bastante mejores que las elegidas el 2002. Eso no quiere decir mecánicamente que en estos comicios se dé una mejora, sobre todo en un escenario difícil y complejo; sin embargo, tengo la impresión de que –sobre todo a nivel regional– se optará por autoridades solventes. Pero el tema tiene que ver con la segunda vuelta. Pensemos en Puno, que es un escenario muy fragmentado; lo que puede suceder es que el candidato que gane la primera vuelta, con un 15% a 18% de los votos, en la segunda sea derrotado por el que quedó segundo.

–No voy a pedirte un pronóstico, pero me da la impresión de que la regionalización es un proceso que abarca más de una generación.

–En general, se trata de procesos de largo plazo, algo de que no hemos sido muy conscientes. Procesos que, en segundo lugar, suponen una voluntad política y acuerdos políticos compartidos por distintos sectores sociales en torno a objetivos básicos de la descentralización. Para mí está claro que la viabilidad de la misma en los próximos años pasa tanto por avanzar en una regionalización real cuanto por incorporar el papel de los municipios a la descentralización, hasta hoy excluidos. Pensando que, en efecto, hablamos de un proceso largo, hace falta definir sus características y temporalidad. Lo que nos falta ahora es el mediano plazo, pero este gobierno carece de voluntad política, de ahí que le sople la pluma al Congreso. AGP no puede desconocer su responsabilidad: incumplió sus promesas para la regionalización y no puede irse lavándose las manos.

Fuente: Revista Domingo

viernes, 6 de agosto de 2010

VIII Exposición Pictórica Colectiva: Arequipa, sus distritos

VIII EXPOSICIÓN PICTÓRICA COLECTIVA “AREQUIPA, SUS DISTRITOS”, EN HOMENAJE AL 470 ANIVERSARIO DE NUESTRA CIUDAD.

Desde el miércoles 11 de agosto, la Casona Editora Perú acogerá la Exposición Pictórica Colectiva “Arequipa, sus distritos” que se encuentra en su octava edición, muestra organizada por Editora Perú y bajo la curaduría del reconocido artista arequipeño Fredy Hurtado Aranibar.

La muestra reúne a 30 de los más destacados artistas locales, integrantes de la Asociación de Artistas Plásticos de Arequipa y de la Asociación “Luces del Sur”. Como su nombre lo indica “Arequipa, sus distritos” es el reflejo tanto de la belleza y tranquilidad de nuestra campiña como del urbanismo y la peculiar arquitectura que ha convertido a la ciudad blanca en Patrimonio de la Humanidad.

Invitamos a la población a compartir con los artistas y apreciar las imágenes de los 29 distritos arequipeños en las instalaciones de la Casona Editora Perú (Calle Consuelo 202 – Cercado), en el horario de 9 a 1 p.m. y de 2 a 5 p.m. El ingreso es completamente libre. La inauguración se llevará a cabo el miércoles 11 a las 7.30 p.m.

AGRADECEMOS SU DIFUSIÓN

Arequipa, agosto del 2010

Promoción de Cultura
Teléfono: 281172

domingo, 1 de agosto de 2010

La inseguridad ciudadana en América Latina y el Perú

Inseguridad: necesario fin de las ofertas electorales

Escribe: Lucía Dammert

En el Perú es necesario profesionalizar el servicio policial y desarrollar mayor eficiencia para controlar su accionar.

La inseguridad ciudadana es un fantasma que recorre las Américas. Con diferencias entre países, el aumento de la delincuencia, la violencia y el temor de sus habitantes es un problema que erosiona la democracia, limita la vida de los ciudadanos y genera costos críticos a las naciones. Múltiples encuestas han mostrado que los latinoamericanos estamos cada día más inclinados a aceptar limitaciones de libertades, aumento de sanciones e incluso gobiernos autoritarios, si esto implica mayores niveles de seguridad. La percepción generalizada de impotencia frente a las limitadas capacidades del Estado para enfrentar la problemática y la presencia cotidiana de impunidad e injusticia en los medios de comunicación masiva reafirman esta situación.

Aterrorizados frente a los secuestros en Colombia y Brasil, el abierto enfrentamiento del narcotráfico en México y Jamaica, y el aumento del poder de las pandillas juveniles en Centroamérica, los ciudadanos pedimos más castigo, más control policial, y nos encerramos en casas cada vez más fortificadas. Según diversas encuestas, los latinoamericanos de todo nivel social vivimos encerrados, temerosos, con alarmas, sistemas de seguridad e incluso armas para protegernos. Todo esto invita al desarrollo de linchamientos, justicia por mano propia, mayor estigmatización, segregación y fragmentación social.

¿Qué están haciendo los gobiernos? Lamentablemente la seguridad ha sido un tema de política electoral, de discurso más que de acción y de segundos en televisión más que de propuestas de política pública. Los políticos se encuentran limitados en su accionar frente al delito, por lo cual la “importación de buenas prácticas” se convierte en la respuesta más frecuente. Así, el plan “tolerancia cero” de Giuliani, desarrollado en la ciudad de Nueva York, el Programa Plan Cuadrante de Carabineros en Chile y los programas de convivencia ciudadana de Bogotá, son modelos cuyas réplicas pueden encontrarse en prácticamente todos los rincones del continente.

La interrogante principal se centra en las consecuencias de esta copia de modelos. En general no se conocen sus consecuencias, porque las ofertas electorales pocas veces tienen correlatos de impacto para la ciudadanía. Pero también porque el camino de cambio ha sido más que sinuoso.

Reformas inconclusas

La profunda crisis de legitimidad de la Justicia y la Policía fue el elemento principal que generó un proceso general de búsqueda de reformas en la región. La Justicia presenta altos grados de ineficiencia (juicios lentos, altos niveles de impunidad) y de corrupción en la mayoría de países de la región. Para paliar esta situación, más de 13 países realizaron reformas sustanciales del procedimiento penal, entre ellas el Perú, pero las mismas están aún en proceso, con limitados resultados, problemas de inversión pública y contramarchas desarrolladas por los mismos actores del sistema. Salvo en el caso chileno, donde la reforma adolece también de limitaciones relevantes, en los demás países el avance es limitado y demuestra que la intención discursiva de los gobiernos no encuentra necesariamente correlato en voluntad sostenida de cambio e inversión pública.

La reforma de las instituciones policiales es otro ejemplo desafortunado. Los altos niveles de corrupción e ineficiencia policial, las limitadas capacidades técnicas, operativas y estratégicas para enfrentar al crimen, y las pésimas condiciones de vida de la mayoría de cuerpos policiales en la región, son elementos transversales que traen de la mano mayor inseguridad, abuso policial y, en algunos países, fragilidad del Estado de derecho. Los cambios propuestos por diversos gobiernos no han aportado significativamente para mejorar la situación: purgas policiales, reestructuraciones, cambios de mando permanentes de los ministros del Interior y la politización de las fuerzas, son solo algunos ejemplos de la dificultad encontrada para enfrentar con rigurosidad el problema.

La mayoría de los anuncios públicos quedan en eso por la carencia de espacios de seguimiento, monitoreo y evaluación de los cambios. Los medios de comunicación y la sociedad civil no han logrado establecer canales claros de reclamo, y cuando lo han hecho, no han aportado significativamente para aumentar el debate sino para pedir mayores castigos. El principal correlato es el aumento de la industria de la seguridad privada, que, con limitada regulación, genera enormes ganancias pero impacta solo tangencialmente la raíz del problema.

Aun más grave es la situación carcelaria. Verdaderas universidades del delito donde no solo se aprende y perfecciona el accionar delictivo, sino que se realizan extorsiones, se planean secuestros y se definen rutas del tráfico. Espacios carentes de mayor gobierno, las cárceles son infiernos en la tierra de los que rara vez alguien puede ser rehabilitado. En este ámbito no hay mayores innovaciones: los sistemas privados o semiprivados no han demostrado capacidades claras para mejorar la reinserción, pero sí la calidad de vida de los presos. Sin embargo, la inversión pública que requieren estos procesos es imposible en múltiples contextos de la región.

Crimen organizado: nuevo desafío para viejas estructuras

La debilidad del Estado es evidente. Frente a esta situación se enfrentan organizaciones criminales cada vez más sofisticadas, con disponibilidad financiera y verdaderos ejércitos abiertos para trabajar en los diversos momentos del proceso. Especialmente vinculado con el narcotráfico, no hay que olvidar que cerca de 90% de la cocaína del mundo se produce en América del Sur y más de 50% se consume en los Estados Unidos, por lo que las rutas de la droga seguirán reproduciéndose mientras el negocio sea tan rentable.

La organización criminal no es solo de tráfico de drogas. Su evidente articulación con el lavado de dinero, que sostiene algunas economías regionales, así como el tráfico de personas y de armas, evidencia su peligrosidad. Para enfrentarlo, la retórica no aporta sino más bien debilita. La necesidad de políticas claras y fuertes contra sus diversas manifestaciones es cada día más evidente, pero aún muestra espacios grises en muchos países de la región.

Perú: situación y desafíos

Las experiencias analizadas en diversos contextos de la región evidencian que el camino es complejo, que no hay recetas mágicas y que la voluntad política —seria y no populista— es un elemento central de cualquier intervención gubernamental. Ciertamente la raíz de muchos hechos delictivos y de la violencia se encuentra en profundas fragmentaciones y vulnerabilidades sociales, económicas y políticas, que no pueden ser resueltas solo por medio de control, represión y actuación policial. Muy por el contrario, las mejores políticas involucran programas que aumentan la calidad de la educación, la rehabilitación para adictos, la inclusión de jóvenes en el mercado laboral y el aumento general de alternativas para las poblaciones más vulnerables. Pero eso no implica dejar de lado la principal responsabilidad del Estado: brindar seguridad.

En el Perú es necesario completar los procesos de reforma iniciados en los últimos años. Profesionalizar el servicio policial con mejores niveles de protección social y al mismo tiempo desarrollar mayores niveles de eficiencia que controlen su accionar. Despolitizar el accionar del sistema de justicia criminal no es una tarea fácil, pero sin duda tiene que ocupar la principal meta de cualquier gobierno que quiera llevar más igualdad, equidad y justicia a todos los ciudadanos. De otra forma, seguiremos quedándonos con las ofertas de campaña y los discursos de “mano dura” que no traen mayor efectividad ni solucionan los problemas de inseguridad que vivimos cotidianamente.

Fuente: Revista Poder

Semblanza de la Ciudad Blanca

El diario argentino La Nación, ha publicado hoy domingo esta nota sobre nuestra querida Ciudad Blanca:

Arequipa, ciudad blanca

Arquitectura colonial, gastronomía para valientes, una momia llamada Juanita y un pueblo orgulloso hasta de su cielo eternamente azul, entre otras razones para volver a Perú

AREQUIPA.- "¿Usted nació aquí?", le pregunté, un poco para hacer conversación, al conductor del remise.

"Gracias a Dios sí", fue la respuesta, sincera, y 100% arequipeña a la vez.

Porque así son ellos, los characatos, orgullosos como pocos de su tierra, hasta tal punto que se han ganado fama de regionalistas y exagerados. Hasta pasaporte de la República Independiente de Arequipa tienen, aunque es un documento más en broma que otra cosa, que puede comprarse en cualquier tienda de suvenires (junto con la moneda local, que no es el sol, sino el characato de oro, o remeras con leyendas como ¿Yo peruano? ¡Arequipeño carajo! ).

Pero basta con pasearse un par de horas por el centro histórico de esta ciudad señorial -Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 2000- y admirar sus construcciones coloniales, con probar un chupe de camarones en una de las muchas picanterías, con detenerse en la Plaza de Armas a observar a las cholas con sus vestidos abultados y coloridos, escuchar los músicos callejeros o maravillarse ante aquellos mecanógrafos sentados en un banquito junto a sus añosas máquinas de escribir -listos para redactar documentos comerciales a cambio de un puñado de soles- para enamorarse, en fin, de Arequipa.

Es cierto que, siendo la segunda ciudad de Perú (tiene poco más de un millón de habitantes), hay que armarse un poco de paciencia para cruzar las calles, y que las horas punta pueden ser un verdadero caos de autos, taxis y mototaxis. Pero nada en comparación con los atascos infernales de Lima. Ni siquiera llegan hasta aquí las hordas de turistas, mochileros o vendedores ambulantes que desbordan Cuzco y Machu Picchu.

Arequipa, más bien, aún conserva los aires de pueblo y el color local de sus tradiciones. Como los desfiles de escuelas y bandas los domingos, o las peleas de toros que suelen disputarse los fines de semana o en fechas especiales (la más importante es el 15 de agosto, aniversario de la fundación de Arequipa y día en que se celebran las verdaderas fiestas; las de la independencia pasan desapercibidas en comparación). Los arequipeños siguen con pasión estas peleas, en las que además apuestan fuertes sumas de dinero. A diferencia de las corridas españolas, aquí no se sacrifica ningún toro -impresionantes bestias con nombres como Negro Asesino, Van Dam, Agente 506, Amor Prohibido o Pelusa-, sino que el perdedor simplemente termina huyendo de su adversario.

Los mil y un apodos

Pocas ciudades han recibido tantos apodos como Arequipa. Las numerosas insurrecciones o revoluciones que protagonizó a lo largo de su historia, junto con el carácter bravío de su gente, le valieron el título de Ciudad Caudillo. El último levantamiento importante fue en 2002, cuando el entonces presidente Alejandro Toledo quiso privatizar el agua y la electricidad locales. Las protestas fueron tan masivas y tan virulentas que Toledo tuvo que dar marcha atrás.

También se conoce a Arequipa como la Ciudad del Eterno Cielo Azul, porque el sol brilla todo el año y el cielo, de tan celeste, realza con claridad los majestuosos volcanes que flanquean la ciudad: el Misti, el Pichu Pichu y el Chachani. La contraparte de semejante maravilla climática es que Arequipa, que a todo esto está a 2400 metros de altura, tiene una de las radiaciones solares más altas del mundo. Así que lo aconsejable es usar gorro y mucho protector, si no quiere que la cara se le caiga a pedazos.

Tierra de Líderes es otro de sus apelativos, de tanto personaje ilustre que ha nacido en estos pagos: varios ex presidentes de Perú (como Luis Bustamante y Rivero o Fernando Belaúnde Terry), un secretario general de la ONU, el escritor Mario Vargas Llosa o el creador del motor a reacción. También, algunos mucho menos ilustres, pero no por eso menos famosos, como el oscuro Vladimiro Montesinos o el líder de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán.

Pero entre la larga lista de apodos de Arequipa, tal vez el más popular sea el de Ciudad Blanca. Esto se debe al color claro de sus antiguas iglesias y casonas, obtenido por una piedra volcánica blanca, el sillar, muy utilizada en las construcciones desde el siglo XVII. Aunque también existe otra versión que apunta a la composición étnica de sus habitantes, en su mayoría conquistadores que establecieron aquí su feudo. Arequipa, de hecho, es más una ciudad colonial y española que una indígena (además de la arquitectura, los recién llegados plantaron olivares y palmeras que les hacían recordar a su España natal).

El poder que llegó a tener aquí la Iglesia Católica es otra muestra de la influencia española, evidente en las numerosas iglesias y conventos que pueblan la ciudad. Entre los más visitados se cuentan los conventos de Santa Teresa y Santa Catalina, las iglesias de San Francisco y de la Compañía de Jesús, y la catedral, que ocupa todo un lateral de la Plaza de Armas ("La única en el país", destacan los arequipeños), y cuyas dos torres fueron reconstruidas luego de venirse abajo en el último terremoto, en 2001 (dicen que en Arequipa hay entre seis y ocho temblores diarios, imperceptibles en la mayor parte de los casos).

Aunque los turistas que visitan esta ciudad sureña, que dejó de ser lugar de paso -generalmente en camino hacia Cuzco- para convertirse en destino en sí, también se toman unos días para recorrer los alrededores, desde los cercanos pueblitos de la campiña (Quequeña o Sogay, con sus casitas de adobe y terrazas de cultivo preincaicas, bien valen una mañana) hasta Toro Muerto, el mayor yacimiento de arte rupestre de América. El ascenso al Misti, cuya cumbre está a 5800 metros, está reservado para escaladores, aunque últimamente también se ha puesto de moda celebrar bodas en su cima.

El valle de Colca, sin embargo, es el paseo por excelencia de los turistas, un escenario agreste encajonado entre las cumbres nevadas de los Andes, a 3600 metros. Hay que soportar los rigores de altura para apreciar la belleza silenciosa de uno de los cañones más profundos del mundo, que en realidad es una falla geológica abierta por un terremoto. Entre el vuelo rasante de los cóndores y las manadas de vicuñas se desparraman 14 poblados que disponen de luz y agua corriente desde hace muy poco, y que mantienen intactas sus costumbres ancestrales.

Los hombres y las mujeres chamanes que leen las hojas de coca, y que hoy consultan con afán los turistas, existen desde hace siglos. Cuentan que es necesario sobrevivir a la descarga de un rayo para obtener poderes sobrenaturales o chamánicos, y convertirse así en una persona sumamente virtuosa. Casi casi como cualquier arequipeño.

Por Teresa Bausili
Enviada especial

DATOS UTILES
Cómo llegar

LAN, Taca, Tam, vuelan a Arequipa (Aerolíneas Argentinas hasta Lima, de allí se puede tomar un vuelo local), a partir de US$ 1002 ida y vuelta, con impuestos
.
Dónde dormir

Hotel Libertador Arequipa, cinco estrellas.
www.libertador.com.pe

En Internet

www.promperu.gob.pe
www.peru.info
www.muniarequipa.gob.pe

Santa Catalina, una ciudad dentro de otra
En cierto modo, la de ellas es una historia de sumisión y sacrificio femenino también, aunque muy distinta a la de Juanita.

Las reglas eran claras en aquellos tiempos coloniales: la primera hija mujer estaba destinada a casarse, la segunda a ser religiosa, la tercera a quedarse en la casa cuidando a los padres. Por lo cual ellas, las del medio, entraban derechito al convento de Santa Catalina con apenas 12 años y no salían nunca más.

Hoy se puede visitar el mencionado convento en pleno corazón de Arequipa, pero donde reina un silencio abrumador. Se lo conoce como "una ciudad dentro de una ciudad", y no es para menos: son 20.426 m2 en total, un verdadero complejo con seis calles, 80 casitas, tres claustros, lavandería, enfermería, cementerio, canales en el piso para que corra el agua, plaza, iglesia, capillas, y seguramente está quedando algo afuera.

Fue fundado en 1579 y hasta la reforma de 1871, cuando el convento abrió sus puertas para otros estratos sociales, las niñas que ingresaban eran ricas. Sus familias pagaban 100 monedas de plata y equipaban las casitas donde vivirían las futuras monjas con muebles, alfombras o juegos de té de Francia e Inglaterra. Además de las sirvientas, que también vivían con las jóvenes (en casas de una, dos o a lo sumo tres religiosas).

De todos modos era una vida solitaria. En los ocho primeros años de novicias, las recién llegadas se pasaban recluidas en sus cuartos fríos y austeros, bordando, y sólo podían salir dos veces al día: una hora para ir a misa (que era en latín, por lo cual no entendían nada, ya que ni siquiera sabían leer y escribir) y otra hora para ir al patio, a conversar con otras niñas (se les dejaba el alimento en las ventanas).

No había baños, sólo bacinicas, y las jóvenes se bañaban siete veces al año. No podían mirarse jamás en un espejo, lo que era considerado pecado de vanidad. Sólo eran retratadas cuando morían, generalmente con los ojos cerrados.

En el siglo XVIII, el convento llegó a contar con 500 monjas. Hoy tiene 20 y cuatro novicias, aunque en 1985 dejó de ser de clausura. De todos modos, si se llega a cruzar con alguna religiosa verá que ésta apura el paso para evitar la gente. Hábitos son hábitos.

Un plato para valientes

No es inusual que los arequipeños críen cuyes en sus casas para darse un festín de cuando en cuando. El cuy, ese roedor de la región andina, es de hecho una de las delicias de la cocina arequipeña. Se sirve en las picanterías (suerte de bolichones de comida local) como cuy chactado o frito, con salsa criolla y papas doradas. Otros platos típicos son el rocoto relleno (ají picantísimo), los chupes (caldos de todo tipo), el pastel de papa, la alpaca, el adobo de chancho, la ocopa -a base de papas- o el soltero de queso (porque no lleva carne). De beber, la chicha morada y, por supuesto, la cerveza arequipeña. Los que buscan comida regional con un toque gourmet pueden ir a Chicha, restaurante del famoso chef Gastón Arcurio.

Personalidad ilustre

AREQUIPA.- Mario Vargas Llosa dijo de ella alguna vez que "tiene la edad de Julieta, de Shakespeare -14 años-, y como ésta, una historia romántica y trágica".

Su nombre es la Dama de Ampato, aunque todos la conocen como Juanita, porque quien la descubrió fue el antropólogo estadounidense Johan Reinhard (Johan=Juan).

Estuvo más de 500 años enterrada en la cima del volcán Ampato, a 6380 metros y a 80 km de Arequipa, hasta que en 1995 Reinhard y su equipo divisaron entre las rocas, sobresaliendo de la nieve (por el accidental calentamiento del hielo de la cumbre), el fardo funerario de Juanita, y más abajo su cuerpo, escalofriantemente intacto.

Hoy es uno de los grandes orgullos de esta ciudad, que le dedicó un museo -Museo Santuarios Andinos- para exhibirla en su urna de cristal, a -25°C y 98% de humedad, en las mismas condiciones en las que se la encontró.

A diferencia de otros cuerpos momificados -como los Niños de Llullaillaco, hallados en Salta- Juanita no es una momia, sino un cuerpo congelado: sus órganos están intactos, helados, pero no secos.

Del análisis de su ADN se conoció, por ejemplo, que esta adolescente de 1,35 metros tenía ancestros asiáticos y panameños. Su estómago reveló que ocho horas antes de morir comió un guiso de verduras, y que después ingirió chicha y hojas de coca para que la muerte fuera más placentera.

De todos modos fue una muerte brutal: la niña recibió un certero golpe en la cabeza (tenía una fisura de 5 cm en el cráneo), producido probablemente con una macana.

Con este sacrificio al Apu (dios) Ampato, ejecutado tras una larga procesión a pie desde Cuzco, los incas esperaban apaciguar la furia del volcán y poner fin a los desastres naturales que estaban afectando los cultivos y la ganadería.

Junto al ajuar con el que se encontró a Juanita -llamas de oro en miniatura, carteritas tejidas con hojas de coca en su interior, cerámicas, sandalias, finísimos tejidos de alpaca-, también se halló su cordón umbilical disecado (los incas solían guardarlos para molerlos, mezclarlos con chicha y beberlos para curar enfermedades).

La joven fue sacrificada también junto a otros dos niños, aunque se sabe que éstos no pertenecían a la nobleza, a diferencia de Juanita. Los chicos fueron enterrados a menor altura, por lo que su estado de conservación no es tan bueno como el de la Dama de Ampato.

Esta última hasta conserva una dentadura perfecta. En una gira por Estados Unidos (donde la visitó el mismo Bill Clinton), un célebre odontólogo parece que escribió: "Ojalá las muchachas norteamericanas tuvieran dentaduras tan blancas, sanas y completas como la de esta jovencita peruana".

El museo está abierto todos los días, de 9 a 18, la entrada es de 15 soles (unos 5 dólares) e incluye la proyección de un video de National Geographic sobre la expedición en el Ampato. www.ucsm.edu.pe

Atención porque Juanita no está en exhibición de diciembre a abril, cuando pasa al laboratorio. En su lugar se coloca a Sarita, otra doncella hallada en el volcán Sara Sara.

Fuente: La Nación