martes, 27 de octubre de 2015

Una nueva secundaria en camino

UNA NUEVA SECUNDARIA EN CAMINO

Escribe: Flavio Figallo Rivadeneyra

A partir de este año el Ministerio de Educación inició la implementación de la Jornada Escolar Completa- JEC en las primeras 1000 secundarias del país, a través de la cual los colegios tienen un horario extendido de 10 horas pedagógicas adicionales a la semana. Esto permite dar mejor atención a áreas como matemáticas, comunicación, formación ciudadana y cívica, educación para el trabajo, ciencia, tecnología y ambiente, arte, educación física, además de inglés, tutoría y orientación educativa.

Hace algunos días estuve en Arequipa y visité, sin previa coordinación, las escuelas de educación secundaria San Martín de Socabaya y Andrea Valdivieso de Melgar, ambas forman parte del grupo de escuelas de Jornada Escolar Completa, y son ejemplo de los cambios que ocurren en las demás JEC.

Durante la visita conversé con los directores, observé in situ a los docentes en el manejo de sus sesiones de clases en aulas funcionales y laboratorios e intercambié ideas con los estudiantes. Esto fue lo que encontré:

DIRECTORES SON PIEZAS CLAVES EN LA GESTIÓN ESCOLAR

Ambos directores son proactivos y movilizan recursos adicionales de la comunidad. Tienen diversos proyectos para mejorar la gestión de sus escuelas y cuentan con el apoyo de la directora de la UGEL Sur de Arequipa quien ha asumido un rol muy activo en el soporte a las escuelas, contribuyendo a multiplicar las oportunidades para los profesores y alentarlos a nuevos emprendimientos.

Directores, docentes y padres de familia se han empeñado en poner a tono las condiciones del colegio para brindar de la mejor manera posible todos los servicios previstos. Esto ha significado reparar mobiliario, acondicionar las aulas funcionales, reorientar el uso de los equipos informáticos, organizar a los estudiantes, diseñar nuevos programas de estudio, establecer sinergias entre los docentes, implementar protocolos de atención a los estudiantes, todo ello superando las contingencias del proceso de implementación del programa.

Esto los ha llevado a tomar a nivel de centro educativo, opciones distintas según las necesidades y características de los colegios, así como de las capacidades y nivel compromiso de las autoridades. Todo esto está siendo sistematizado para recoger las mejores prácticas y generalizarlas. Por ejemplo, uno de los directores organiza reuniones con los colegios primarios aledaños para conocer la situación de los niños y sus familias que podrían entrar en la JEC el siguiente año, y explicar cuáles son las características y compromisos que deben asumir para formar parte del proyecto JEC.

Existe un colectivo que reflexiona sobre los problemas, se capacita y ensaya estrategias más significativas, además de preparar protocolos de intervención. Los psicólogos y asistentes sociales contratados por primera vez en estas escuelas son un gran soporte en esta tarea.

Actualmente, hemos recolectado un conjunto de experiencias exitosas que estamos difundiendo a través de un programa de inducción escuela por escuela, y hemos previsto para el 2016 encuentros y pasantías para los directores y así propiciar el intercambio de experiencias.

DOCENTES CON MÁS HERRAMIENTAS PEDAGÓGICAS Y RETOS EN EL AULA

Los docentes han incorporado entre sus estrategias y métodos los que se presentan en las sesiones de aprendizaje, en Perú Educa, o los que son entregados por los coordinadores y acompañantes a cargo del programa. Todo ello se traduce en estudiantes atentos y comprometidos con sus propios aprendizajes.

En general hay una colaboración fluida entre pares y se está impulsando el uso de metodologías que vinculan teoría y práctica otorgando un mayor espacio a la experimentación sobre todo en los cursos de matemáticas y ciencias. Este es un asunto en el que estamos poniendo un mayor empeño para involucrar a otros docentes y áreas, de modo que se complementen y puedan resolver problemas complejos de manera conjunta. Para ello se están instalando e implementando laboratorios, incorporando programas y equipos informáticos, y generando programas de capacitación.

Con la reaparición de la educación física, se han incorporado nuevos espacios para el desarrollo de las capacidades corporales de los estudiantes, una mayor interacción entre grupos de diversas secciones y grados, además de propiciar actitudes favorables la organización, autoexigencia, trabajo en equipo, entre otras. Una de las herramientas más innovadoras es el programa interactivo de enseñanza del idioma inglés que es un buen apoyo, tanto para el docente, como para el estudiante en el proceso de aprendizaje.

En ambas escuelas se realizan con regularidad las actividades de reforzamiento para estudiantes que requieren de apoyo pedagógico.

ESTUDIANTES MOTIVADOS

Las clases se realizan en aulas funcionales bien ambientadas y organizadas por áreas curriculares, en las que se exhiben los trabajos de los estudiantes. En los meses siguientes debe apoyarse a las instituciones con armarios y estantería para mejorar la distribución de los recursos.

En general, podemos ver estudiantes contentos y respetuosos, con buena disposición para el aprendizaje. Valoran el esfuerzo que hacen sus directores y docentes de su escuela para mejorar el servicio educativo, y son conscientes que en otras, esto no existe.

Los estudiantes de los dos últimos años tienen una proyección respecto a su futuro y se proponen ingresar a la universidad y continuar estudiando en Arequipa. Los entusiasma la idea de que con Beca 18 pueden ir luego a estudiar fuera y se esfuerzan en el aprendizaje del idioma inglés.

No parece existir problemas importantes de convivencia o violencia escolar. Hay participación activa de ex alumnos que se ha incentivado con el resurgimiento del colegio.

UNA ESCUELA PÚBLICA DE CALIDAD

Este es un rápido recuento de lo encontrado. En este primer año de funcionamiento de las escuelas JEC hay avances importantes en la gestión escolar, el trabajo pedagógico del docente, y en los aprendizajes logrados por los estudiantes, que el MINEDU continuará apoyando.

Todavía nos queda mucho por hacer. No hay que perder de vista que el horizonte es que nuestras escuelas públicas sean cada vez de mejor calidad. Como Ministerio de Educación estamos seguros que es posible hacer un cambio y aspirar a la excelencia si trabajamos articuladamente en cuatro pilares de la calidad de la educación básica: revalorización de la carrera docente, calidad de los aprendizajes, gestión democrática e infraestructura educativa. En eso nos hallamos abocados.

Una escuela que tenga calidad en estos cuatro pilares estará en mejores condiciones para formar ciudadanos que contribuyan al desarrollo de su sociedad que en aquellas en las que solo se trabaja alguno de ellos. El Ministerio está dando pasos importantes en la integración de éstos desde el diseño y la implementación de las intervenciones pedagógicas, siendo la Jornada Escolar Completa un buen ejemplo de ellas.

Estamos trabajando también modelos de gestión que tengan en cuenta las diferentes características de las escuelas públicas en el ámbito urbano y rural que permita movilizar los recursos humanos y materiales según las necesidades educativas de nuestros estudiantes.

Finalmente, agradezco a los directores de estas últimas JEC visitadas, Manuel Bejarano y Fernando Polanco, así como a la directora de la UGEL Arequipa Sur, Cecilia Jarita, por las facilidades brindadas y por inspirar estas notas. A ellos y a todos los directivos y docentes de la JEC les reitero mi felicitación al trabajo que vienen haciendo. A los alumnos y padres de familia, el reconocimiento por su dedicación y trabajo en equipo. Los animo a continuar en ese esfuerzo.


Fuente: La Mula

lunes, 5 de octubre de 2015

La acreditación en la educación superior

La acreditación en la educación superior

Escribe: Flavio Figallo. Viceministro de Educación

Las instituciones de educación superior en el país han pasado por un proceso largo y progresivo de precarización. Desde hace muchas décadas, institutos superiores y universidades no han dado la talla ni el nivel esperado. La principal consecuencia de esta penosa realidad es que parte importante de los egresados de estas instituciones educativas no han logrado una adecuada incorporación al mercado laboral que satisfaga sus expectativas.  

Acompañar a las instituciones de educación superior del país en el proceso de mejora de  la calidad en todo nivel es una responsabilidad cada vez mayor del Estado. Por ello la propuesta presentada por el Ministerio de Educación (Minedu) al Congreso plantea corregir esta situación. En junio del presente año, la Comisión de Educación aprobó la creación del Consejo Peruano de Acreditación de la Educación Superior (Copaes), entidad que reemplazará en sus funciones a los organismos que conformaron el Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace).

El Copaes tiene como misión fundamental que la acreditación de las instituciones de educación superior sea un mecanismo que sirva para mejorar la calidad de la formación de los jóvenes estudiantes. Su diseño corregirá el actual modelo de acreditación que se hallaba a cargo de tres órganos diferentes del Sineace, que no ha permitido el avance esperado debido a la imposibilidad que se llegue a acuerdos respecto a los criterios que orienten la acreditación.

Es quizá por esa razón que en 8 años de existencia el Sineace solo acreditó 33 de las más de mil 743 carreras universitarias que están en proceso de acreditación, según la propia institución. Igualmente solo acreditó 82 carreras técnicas de un total de 2 mil 406 autorizadas en los institutos.

El Copaes, para realizar la reforma del sistema, cuenta con un Consejo Directivo en el que  participan los mejores académicos del país que a título personal (es decir sin responder a intereses corporativos, como en el anterior esquema) encamine a la institución hacia las mejores decisiones. La calidad para la educación superior se encontrará asegurada en la medida que exista un conjunto de entidades acreditadoras con altos estándares internacionales que se adecúen a las distintas características y necesidades de nuestras instituciones educativas.

Respecto a las acreditaciones otorgadas, siguiendo los principios de no retroactividad, como se señala la segunda disposición complementaria transitoria del proyecto "...seguirán vigentes hasta el vencimiento del período por la cual fueron otorgadas. Los procesos de acreditación que estén en la etapa de evaluación externa a la entrada en vigencia de la presente ley, se deberán adecuar a las disposiciones del Copaes”.

Frente al tema de la acreditación de los centros de Educación Básica Regular la propuesta de ley del Copaes señala que es “el Minedu el que define los estándares de calidad aplicables a las públicas y privadas en todos sus ciclos, niveles y modalidades, los que serán aprobados por resolución ministerial.

Confiamos en que el pleno del Congreso esté a la altura de este desafío y podamos seguir  impulsando las mejoras en la calidad educativa del país.


Fuente: La República