lunes, 5 de octubre de 2015

La acreditación en la educación superior

La acreditación en la educación superior

Escribe: Flavio Figallo. Viceministro de Educación

Las instituciones de educación superior en el país han pasado por un proceso largo y progresivo de precarización. Desde hace muchas décadas, institutos superiores y universidades no han dado la talla ni el nivel esperado. La principal consecuencia de esta penosa realidad es que parte importante de los egresados de estas instituciones educativas no han logrado una adecuada incorporación al mercado laboral que satisfaga sus expectativas.  

Acompañar a las instituciones de educación superior del país en el proceso de mejora de  la calidad en todo nivel es una responsabilidad cada vez mayor del Estado. Por ello la propuesta presentada por el Ministerio de Educación (Minedu) al Congreso plantea corregir esta situación. En junio del presente año, la Comisión de Educación aprobó la creación del Consejo Peruano de Acreditación de la Educación Superior (Copaes), entidad que reemplazará en sus funciones a los organismos que conformaron el Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa (Sineace).

El Copaes tiene como misión fundamental que la acreditación de las instituciones de educación superior sea un mecanismo que sirva para mejorar la calidad de la formación de los jóvenes estudiantes. Su diseño corregirá el actual modelo de acreditación que se hallaba a cargo de tres órganos diferentes del Sineace, que no ha permitido el avance esperado debido a la imposibilidad que se llegue a acuerdos respecto a los criterios que orienten la acreditación.

Es quizá por esa razón que en 8 años de existencia el Sineace solo acreditó 33 de las más de mil 743 carreras universitarias que están en proceso de acreditación, según la propia institución. Igualmente solo acreditó 82 carreras técnicas de un total de 2 mil 406 autorizadas en los institutos.

El Copaes, para realizar la reforma del sistema, cuenta con un Consejo Directivo en el que  participan los mejores académicos del país que a título personal (es decir sin responder a intereses corporativos, como en el anterior esquema) encamine a la institución hacia las mejores decisiones. La calidad para la educación superior se encontrará asegurada en la medida que exista un conjunto de entidades acreditadoras con altos estándares internacionales que se adecúen a las distintas características y necesidades de nuestras instituciones educativas.

Respecto a las acreditaciones otorgadas, siguiendo los principios de no retroactividad, como se señala la segunda disposición complementaria transitoria del proyecto "...seguirán vigentes hasta el vencimiento del período por la cual fueron otorgadas. Los procesos de acreditación que estén en la etapa de evaluación externa a la entrada en vigencia de la presente ley, se deberán adecuar a las disposiciones del Copaes”.

Frente al tema de la acreditación de los centros de Educación Básica Regular la propuesta de ley del Copaes señala que es “el Minedu el que define los estándares de calidad aplicables a las públicas y privadas en todos sus ciclos, niveles y modalidades, los que serán aprobados por resolución ministerial.

Confiamos en que el pleno del Congreso esté a la altura de este desafío y podamos seguir  impulsando las mejoras en la calidad educativa del país.


Fuente: La República

No hay comentarios.: