martes, 1 de septiembre de 2015

¿Es Venezuela una democracia?

¿Es Venezuela una democracia? La democracia es un concepto amplio, por ende, marcado por la subjetividad de los distintos puntos de vista y posiciones ideológicas. No se restringe sólo a elecciones nacionales y locales “libres y transparentes”. Abarca sobre todo un respeto irrestricto hacia los derechos humanos, libertad de oposición, respeto a la libertad de prensa, todos estos indicadores son factibles de medirse al menos de forma gradual. Un respeto por las reglas, más aún tratándose de Venezuela, cuyo régimen sigue una línea de izquierda y vive en constante conflictividad política, permite que un país evolucione hacia un horizonte más pacifico y de mayor gobernabilidad. Actualmente, Venezuela atraviesa una grave crisis económica y social que pone en duda la continuación de su modelo económico, la poca transparencia de su mandato, el respeto por los derechos humanos y las garantías contra opositores a su gobierno procesados, en suma su institucionalidad democrática. La población mayoritaria que es la más perjudicada será la que apruebe a o desapruebe el régimen con su voto. A propósito del debate que se ha generado en nuestro país debido a que se le preguntó a Verónica Mendoza, precandidata presidencial de izquierda, si consideraba que Venezuela es o no una democracia y su respuesta ambigua, se debería recordar que, a inicios del 2014, cuando las protestas sociales en contra del régimen venezolano llegaron a puntos muy altos de violencia, se exigió una toma de posición tajante al Presidente de la República, el cual nunca hubo. En este contexto, el internacionalista Farid Kahhat nos presenta en su programa semanal TV PUCP INTERNACIONAL una explicación clara sobre el régimen democrático en Venezuela haciendo un paralelo con nuestro país, ambos firmantes de la Carta Democrática Interamericana, que es el documento de mayor compromiso democrático a nivel internacional. Asimismo, propone un análisis crítico del desenvolvimiento democrático en otros países de la región y de Europa, mostrando así que más allá de la importancia de cumplir con los requisitos de una democracia real hay un trasfondo político que oculta prácticas antidemocráticas sucesivas, al mismo tiempo que utilizan el discurso democrático para criticar con quiénes discrepan ideológicamente. Fuente: Asociación Civil Internacia

No hay comentarios.: