sábado, 7 de mayo de 2011

Keiko Fujimori y el Día de la Madre

A CANDIDATA KEIKO FUJIMORI HIGUCHI EN EL DÍA DE LA MADRE

Este domingo celebramos el Día de la Madre…, dice Keiko Fujimori en su propaganda política, que ella también es madre y promete protegernos de la violencia familiar y se atreve a decir “Feliz Día de la Madre”.

Gran número de ciudadanas, le respondemos a Keiko Fujimori Higuchi, en esta fecha, que es cierto, ella es madre y que aunque nunca nombre a su madre, la respetable doña Susana Higuchi, no comprendemos, nos indigna y nos sabe a falsedad, que como hija amantísima, no haya velado por su integrad física y psicológica y le haya dado la espalda en el pasado, cuando fue torturada por orden de Alberto Fujimori y sin ningún reparo haya ocupado su lugar como primera dama.

Le decimos a Keiko Fujimori Higuchi, que debe pedir perdón por ensalzar, halagar, acompañar y representar políticamente al hombre que hizo que su madre Susana Higuchi padeciera todo esto:

- Susana Higuchi es una mujer a la que su esposo humilló, vejó y le arrebató a sus hijos, este hombre fue el prófugo Alberto Fujimori.
- Fue considerada y tratada por su esposo Alberto Fujimori como un estorbo ante sus planes dictatoriales.
- Indignada la Primera Dama de la Nación, señora Susana Higuchi, un 24 de Marzo de 1994, denuncia a través de la televisión a las hermanas de Alberto Fujimori por el tráfico de ropa donada por el Japón y la utilización de su nombre en estos actos el autogolpe de Alberto Fujimori invisibilizó ante la prensa, tales denuncias.
- Era atemorizada por parte de Fujimori, siendo su esposa aún, pues le apagaba las luces de palacio cuando ella estaba sola.
- Ella en programa televisivo declaró y mostró las huellas de cómo Alberto Fujimori, la torturó y ordenó que le apliquen extraño tratamiento con electricidad.
- El 14 de Agosto de 1994 Susana Higuchi, declara ante los periodistas que no la dejaban salir de palacio por orden de su esposo, manteniéndose la reja con cadenas.
- La imagen e integridad de Susana Higuchi, fue denigrada públicamente por Fujimori y Montesinos al considerarla como una persona que había perdido la razón.

Le decimos a Keiko Fujimori Higuchi, que empiece por pedir perdón a doña Susana Higuchi, su respetable madre, por haberla dejado sola, por haber optado abiertamente por la vida opulenta que le ofreció su padre el presidente, a cambio de abandonar a su madre y, si efectivamente le pide perdón, este acto será el inicio de la recuperación de su dignidad como hija, y a futuro, como ciudadana, para postular a presidir el país, mientras no lo haga está invalidada ética y moralmente.

Mujeres por una Democracia Vigilante
Colectivo-AQP

No hay comentarios.: