viernes, 13 de mayo de 2011

Humala recupera apoyos en los sectores empresariales peruanos

División en Perú entre grupos empresariales y financieros sobre los candidatos a las elecciones

Humala recupera apoyos en los sectores empresariales peruanos
Americaeconomica.com

La dura campaña electoral que se está viviendo en Perú entre el izquierdista Ollanta Humala y la conservadora Keiko Fujimori ha desatado toda una tormenta política en la región sudamericana. Humala, asociado a su pesar con Hugo Chávez y el radicalismo, lleva semanas intentando desvincularse de esa imagen y parecer a los ojos de electores y mercados como una apuesta política segura y estable. De momento, se ha ganado el apoyo de algunos empresarios peruanos y de bancos e instituciones internacionales como el Banco Mundial. Esta misma semana ha sido el el Banco de Crédito de Perú (BCP) el que ha bendecido su plan económico.

Del mismo modo, Keiko aglutina bajo su bandera a la jerarquía católica (es notorio el apoyo que le ha brindado el Arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani Thorne), conservadores y a los grupos empresariales Miró Quesada y Agois, dueños de numerosos medios de comunicación.

Según los medios peruanos y extranjeros desafectos a su ideología, el candidato nacionalista es un peligro para el sistema ya puede poner en peligro a los mercados y promulgar leyes restrictivas y expropiaciones (Humala había declarado en repetidas ocasiones que desea un mayor control estatal en la economía peruana), mientras que Keiko es presentada como una garante de la estabilidad económica. Por ello, la campaña presidencial se está centrando fuertemente en ese plano, con resultados desalentadores para Humala, que ha sido superado en intención de voto por su rival según las últimas encuentas.

Ante este panorama, la todopoderosa agencia de calificación financiera Moody´s fue una de las primeras voces que se alzó para desacreditar el discurso que propone a Ollanta como un peligro para la economía peruana. Patrick Esteruelas, jefe de análisis de Riesgo de Moody´s, declaró significativamente que “no veo que el plan de gobierno de Humala sea un conjunto de propuestas radicales”, aunque, del mismo modo, el analista también aprobó los planes económicos de Keiko Fujimori.

En ese sentido, pese a lo que transmiten los medios peruanos, la confianza en las medidas económicas del candidato a la presidencia Ollanta Humala no es exclusiva de la agencia Moody´s, sino que también se extiende a los empresarios chilenos, que durante el primer trimestre de 2011 eligieron a Perú como destino principal de sus inversiones en el extranjero. La Cámara de Comercio de Santiago (CCS) informó de que esas inversiones han alcanzado 290 millones de dólares (alrededor de 200 millones de euros) entre enero y marzo de 2011, una cifra que supone el 36% del total invertido en el exterior por la industria chilena.

Así, pese a las incertidumbres financieras que suscita el proceso de elecciones que atraviesa, Perú es el primer destino de los inversores chilenos, un puesto que ya alcanzó en 2007 y 2008. Por tanto, la posible victoria de Humala y la incertidumbre sobre las medidas económicas que aplicaría en caso de llegar al poder no han puesto nerviosos a los magnates chilenos.

Otro inesperado aliado de los deseos de Humala de parecer un gestor solvente de la economía peruana ha sido el Banco Mundial (BM), otro organismo de primer orden. La posibilidad apuntada por Humala a lo largo de la campaña de imponer un impuesto a las ganancias extraordinarias de la actividad minera recibió la aprobación del vicepresidente del BM, Otaviano Canuto, que cree que sí existe espacio para una tasa de ese tipo, siempre y cuando no perjudique a la actividad empresarial y el escenario inversor siga siendo atractivo. “Lo que se sabe es que siempre hay un espacio dentro del cual se puede tener una tributación sin afectar las inversiones”, apuntó Canuto. El vicepresidente del Banco Mundial apuntó después que lo esencial es no sobrepasar el límite a partir del cual la inversión deja de ser atractiva para los empresarios.

Los apoyos no le llegan tan sólo del extranjero o de instituciones internacionales. Tal y como informaba ayer Americaeconomica.com, el mayor banco de Perú también respalda los planes económicos de Humala La puesta en marcha de su plan de gobierno no generará un impacto negativo en el sistema bancario. Así lo afirmó Walter Bayly, el gerente general del Banco de Crédito de Perú (BCP), la mayor entidad financiera del país por volumen de ingresos. Asimismo, manifestó que las propuestas de Gana Perú fortalecen la presencia de la banca estatal. Cierto es que de momento no hay nada en los planes económicos de Humala que hagan referencia al sistema financiero, por lo que la banca puede respirar tranquila.

El candidato de Gana Perú, que se ha comprometido a aumentar el control estatal sobre la sexta economía más grande de América del Sur, se enfrentará en la batalla final a Keiko Fujimori en la segunda vuelta de las elecciones, que se celebrará el 5 de junio. Según las encuestas más recientes, la congresista ha dado un vuelco a la carrera presidencial y ya se sitúa con el 41% de los votos frente al 39% del líder de Gana Perú. Ambos ahora se concentran en que su imagen se asocie a la del ex presidente brasileño Lula da Silva, un mito en la región y muy valorado por los ciudadanos.

Humala ha dedicado ímprobos esfuerzos a desvincularse de la imagen de político arriesgado y peligroso que le atribuyen numerosos medios de comunicación conservadores, con resultados muy poco efectivos hasta ahora. El apoyo de instituciones internacionales como el Banco Mundial, la agencia Moody´s, los inversores chilenos o el Banco de Crédito de Perú es un bálsamo importante para el candidato, pero las encuestas revelan que, por ahora, no está siendo suficiente.

Fuente: América Económica

No hay comentarios.: