lunes, 30 de agosto de 2010

Una nueva forma de hacer política

Las redes sociales

Escribe: Lorena Martínez Rodríguez

Las formas de hacer política definitivamente han cambiado. Fue tan repentino que no nos dimos cuenta hasta que ya estábamos prácticamente inmersos en el uso de lo que son las redes sociales, encabezadas por Facebook y seguidas por Twitter, My Space y Hi5, además de otros esquemas como YouTube para videos o Flickr para fotografías, el sistema de vida virtual Second Life, los cientos de miles de blogs y los asombrosos motores de búsqueda de Google, Yahoo y Wikipedia. Todo esto en su conjunto se la ha llamado Internet 2.0 y el creciente estilo de vida digital ha cambiado la forma de hacer política.

Me he dado cuenta de que esta manera de convivencia virtual está permeando con mucha rapidez en la sociedad civil aguascalentense, que además exige una nueva forma de hacer política y los políticos estamos obligados a utilizar las herramientas de comunicación más modernas para establecer vínculos con el ciudadano del siglo XXI.

Barack Obama utilizó esta nueva manera de comunicarse en 2008 y obtuvo un contundente triunfo en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos de Norteamérica. A partir de entonces, el tema de las redes sociales ha significado una aspiración, de candidatos y gobernantes, a comprenderlas y dominarlas para efectos de obtener una retroalimentación del votante conociendo en tiempo real su parecer respecto a una oferta política.

Actualmente, Obama utiliza Facebook como una de sus principales y más efectivas herramientas de difusión institucional, estando a punto de llegar a los 13 millones de fans en su perfil significando una audiencia envidiable para cualquier ente emisor, pero además activamente participativa, aunque esto no significa que están dados de alta sus fieles seguidores pues una gran cantidad están constantemente ‘posteando’ críticas y señalando errores de la administración. Ahí es donde se está construyendo una nueva manera de hacer política a través de modernos esquemas de participación ciudadana que refuerzan el diálogo y la democracia.

Si recordamos, el Internet comenzó a popularizarse a finales de los años noventa y era visto como una extensión o refuerzo de los medios ya existentes. El internauta se conectaba para ver páginas promocionales de películas, catálogos de tiendas en línea, buscaba información sobre algún tema y mandaba correos electrónicos. Hasta los últimos dos años los políticos de todo el mundo nos empezamos a preocupar por el verdadero fenómeno que ya es la Política 2.0: la herramienta que permite al ciudadano estar más cercano a su gobernante gracias a la interacción y sumando interés, por que ahora ya se sienten escuchados, leídos y tomados en cuenta, pero sobre todo, atendidos.

Cierto es que el proceso de mediatización de la democracia y llevar a los extremos la videopolítica provocó una sensación de hastío en la población mundial. Conforme avanzaban las elecciones, los candidatos y gobernantes tenían mayores problemas para tener acceso al público, pues el rechazo y la incredulidad crecían exponencialmente reflejándose en los fenómenos de abstencionismo elevado y voto blanco o anulado. Veo con infortunio que persisten algunos políticos en el uso de estrategias de comunicación caducas desde la década de los noventa usando las nuevas tecnologías.

Ahora que la evolución del Internet nos permite tener mejor contacto con los ciudadanos, debemos adaptarnos rápido y aprovecharlo, pero sobre todo, hacer un uso responsable, pues la inteligencia colectiva detectará rápidamente cualquier intento de manipulación y el rechazo será inmediato.

Así que la elaboración de una nueva forma de hacer política consiste en permitir un libre acceso a la información para privilegiar el diálogo y debate de ideas, difundir la plataforma ideológica y acciones gubernamentales a diferentes segmentos con intereses particulares prescindiendo de la dependencia total del spot, el cual por razones comerciales es limitativo y sumamente sintético en contenido.

La nueva política mexicana se escribirá, en gran medida, a través de los medios digitales y el escenario de debate libre y abierto con el ciudadano para fortalecimiento de la participación serán las redes sociales o social media, a través de ellas los gobiernos nos haremos más eficaces y los ciudadanos se sentirán más satisfechos.

Fuente: Crisol Plural

No hay comentarios.: