viernes, 30 de octubre de 2009

Defensora del Pueblo del Perú, electa Presidenta de la Federación Iberoamericana de Defensores del Pueblo (FIO)

Beatriz Merino preside Federación de Defensores

España. En reconocimiento a su labor en el Perú. Es la primera mujer que ocupa el cargo en esta organización iberoamericana.

Por amplio consenso, la Defensora del Pueblo en el Perú, Beatriz Merino, fue elegida presidenta de la Federación Iberoamericana del Ombudsman, durante el XIV congreso anual de esta organización realizado en Madrid.

La designación, que convierte a Merino en la primera mujer en ocupar este cargo, fue interpretada como un reconocimiento a la labor de la Defensoría peruana.

La flamante presidenta de la FIO dijo ante los Defensores de Iberoamérica que seguirá el trabajo de sus predecesores e impulsará el fortalecimiento de la democracia y la autonomía de las Defensorías.

“Las miles de quejas que recibimos cada año son la radiografía de nuestros Estados, un insumo indispensable para cualquier plan de reforma de la administración pública”, afirmó.

Merino reiteró que su misión como Defensora del Pueblo es dar respuestas a la ciudadanía y reclamárselas al Estado.

Fuente: La República

Nuevo sistema de transporte para Arequipa

Reconforta comprobar que la Ciudad Blanca va acercándose cada vez más en hacer realidad la modernización del transporte público, y vaya que los cambios sí serán significativos, considerando que Arequipa Metropolitana cuenta con un parque automotriz de transporte público que supera los cuatro mil vehículos autorizados, y que el crecimiento del transporte en general ha sido desordenado, caótico en muchos casos. El siguiente reportaje del programa periodístico Contrastes, describe el nuevo sistema de transporte urbano cuyo primer circuito del cono norte de la ciudad, del distrito de Cerro Colorado al cono sur, distrito de Socabaya -según los cálculos de las autoridades ediles-, operaría a partir de 2010:



En el siguiente video, podemos también apreciar el plan de cambios en Arequipa a favor de los peatones, no cabe duda que la céntrica calle Mercaderes se consolida no sólo como un lugar de encuentro ciudadano, sino también recupera y empodera el espacio público para la ciudadanía arequipeña:

Mercaderes Street, Arequipa, Peru from EMBARQ Network on Vimeo.

domingo, 25 de octubre de 2009

Derechos reproductivos, bioéticas religiosas y Estado laico

Derechos reproductivos, bioéticas religiosas y Estado laico

Escribe: Marco Huaco Palomino

Dos polémicas relativas al ejercicio de los derechos humanos reproductivos se han planteado en los últimos días en el Perú: la despenalización de los abortos por violación y eugenésico por el Congreso de la República, y la distribución de la “píldora del día siguiente” por el Tribunal Constitucional (TC). Al respecto, nuevamente las concepciones bioéticas de ciertas iglesias pretenden imponerse en abierto desconocimiento del carácter laico del Estado y los derechos humanos de las mujeres lo cual está generando erosiones a la construcción democrática peruana.

Me explayo sobre tres temas: la posición del TC sobre el Estado laico y la píldora del día siguiente; las posiciones de las iglesias (cristianas) peruanas frente al aborto y, finalmente las diferentes respuestas religiosas que se dan a la pregunta sobre el origen de la vida.

Respecto a la distribución de la “píldora del día siguiente” (PDS)

En un artículo pasado (“Auténtica victoria pro-vida”) celebramos que el Tribunal Constitucional hubiera fallado a favor de que el Ministerio de Salud distribuyera la PDS pero ya en esa ocasión llamábamos la atención sobre la impertinente consideración que los magistrados habían dado a las concepciones religiosas de ciertas iglesias como una de sus bases para emitir su fallo. Decíamos entonces:

“con la práctica de acudir a instituciones religiosas en busca de argumentos, el TC abre las puertas para que en el futuro su jurisprudencia base su legitimidad en mayor o menor grado en fuentes eclesiásticas”.

Esta debilidad e inconsistencia en el TC respecto al carácter laico del Estado puede reconocerse ahora como un presagio de su última e insólita sentencia 2005-2009-PA/TC en la que limita el uso de la PDS prohibiendo que el Estado la distribuya gratuitamente en el marco de sus programas sociales pero sí permitiendo su venta en farmacias privadas para quienes puedan comprarla. Dos magistrados han disentido completamente con dicho criterio mayoritario -Drs. César Landa y Calle Hayen- argumentando con total razón que es falso que exista alguna duda sobre el carácter abortivo de la PDS pues según los actuales estudios científicos “la graduación de la dosis del AOE, así como la graduación de la frecuencia en su uso hacen desvanecer la duda que sí se presenta, cuando su uso es inadecuado; de allí, que la prohibición del expendio informado y controlado del referido producto, resulta desproporcionada y carente de razonabilidad”. No es abortiva entonces sino anticonceptiva.

¿Qué lógica y razón pueden existir entonces para un cambio tan contradictorio?. En primer lugar debe observarse la variación en la composición del TC: tres magistrados del grupo autor de la primera sentencia a favor de la PDS fueron reemplazados mientras otros tres permanecieron: los Dres. Landa, Vergara y Mesía. De estos últimos, sólo Landa permaneció fiel a su postura precedente. Y Vergara y Mesía admitieron que recibieron al Ministro de Defensa –de filiación opusdeísta y cuya función pública no tiene en absoluto nada que ver con temas de salud-, a un ex Ministro de Salud ultra-conservador y a un “alto representante de la Iglesia Católica” (¿el Cardenal del Opus Dei?) para “recibir su opinión”. Luego, es imposible aislar esta sentencia del contexto de división nacional respecto a la despenalización del aborto y las acciones de la Iglesia Católica y la federación evangélica fundamentalista UNICEP contra dicha medida. Es evidente que los magistrados de la mayoría decidieron la cuestión atendiendo a factores extrajurídicos de carácter político-religioso. Doble interferencia entonces: del Poder Ejecutivo a través de un Ministro que presiona a un organismo constitucional autónomo como es el TC y las de iglesias que no se limitan a opinar libremente sobre el tema sino que interfieren en asuntos propios del Estado.

La conclusión política es obvia: nos encontramos ante un TC que decididamente da la espalda al principio de laicidad del Estado como garantía del respeto a los derechos humanos. Se trata de un TC que abdica de la legitimidad constitucional de su potestad para impartir justicia, la que según el artículo 167 de la Constitución “nace del pueblo” y no de instituciones religiosas. Por otro lado, el ridículo nacional que está protagonizando el TC sólo hace el juego a sectores autoritarios de las Fuerzas Armadas, al Aprismo gobernante nuevamente implicado en violaciones de derechos humanos y a la jerarquía católica, todos ellos interesados en que éste organismo autónomo de control constitucional desaparezca como lo han vuelto a plantear.

El resultado es que la construcción democrática peruana se perjudica gravemente pues al desconocer la laicidad del Estado se desconoce el principio democrático de gobierno pues sin laicidad no hay democracia; y con la pérdida de credibilidad del TC se pierde poco a poco uno de los más importantes baluartes defensores de los derechos humanos en el país.

Respecto al aborto por violación (muy mal llamado “sentimental”) y eugenésico

Señalar que “las iglesias” están en contra de la despenalización del aborto sería una grosera generalización pues en el campo religioso peruano no existe unanimidad sobre el tema, ni siquiera al interior de cada corriente religiosa, católica o no católica. Veamos.

La federación evangélica UNICEP emitió un pronunciamiento lleno de referencias a normas jurídicas en lugar de los consabidos versículos bíblicos. Usa de una “laicidad a la carta”: argumentos laicos cuando el derecho estatal e internacional coincide o parece coincidir con sus valores religiosos; moralistas religiosos cuando no tienen otra opción. Es típico que el fundamentalismo no conozca de principios.

El caso es que sus argumentos jurídicos son mal hadados. Sólo por dar un ejemplo: omiten citar la Convención Americana sobre Derechos Humanos que en su artículo 4 inciso 1 establece que “Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción”. Decir “en general” implica la posibilidad de excepciones. Pero además sus abogadas olvidan que ningún derecho subjetivo, ni el derecho a la vida, es absoluto e ilimitado sino que puede ser objeto de limitaciones en atención al respeto de derechos de terceros o de razones de orden público.

¡Pues de eso se trata este debate!: de definir cuándo dichas excepciones no deberían ser objeto de una sanción penal. No se trata pues, del “derecho a la vida” versus la “licencia para matar”…

Por otro lado, otra federación evangélica peruana –la histórica CONEP- emitió también un pronunciamiento cuya tibieza evidencia la existencia de contradicciones internas no superadas: no hay unanimidad sobre la despenalización del aborto por violación ni al eugenésico pero en todo caso afirman que el asunto no se resuelve “imponiendo criterios religiosos, culturales o ideológicos de una mayoría o de una minoría”. No toman posición sobre el asunto de fondo sino respecto al método para dilucidarlo. Algo es algo. Pero la vida de las mujeres está en juego y este tipo de indefiniciones deberían ser resueltas cuanto antes. A una institución tan relevante como el CONEP e históricamente involucrada en la defensa de los derechos humanos no se le puede excusar dicha indefinición si se considera que la cuestión del aborto no un asunto bioético nuevo o inesperado, que no haya podido merecer un proceso previo de construcción de consensos al respecto.

En España por ejemplo, este consenso interno lo han construido la FEREDE y la Alianza Evangélica Española (AEE) de manera bien definida, tanto que las recomendaciones de esta última fueron acogidas por nada menos que la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa al emitir su informe sobre el aborto. La AEE había señalado su oposición al aborto pero aclarando que “desde la ética protestante se ha admitido la opción moral del aborto en el caso de riesgo de muerte de la madre o en el caso concreto de una enfermedad fetal extremadamente grave como la anencefalia (ausencia de desarrollo del cerebro)”.

A nivel mundial la Iglesia Adventista del Séptimo Día, dueña de una red mundial de centros hospitalarios, ha expresado también su posición en similar sentido. La Iglesia Adventista en el Perú no ha enfatizado esta posición pues confunde neutralidad política con indiferencia hacia los asuntos públicos, pero en fin, su posición oficial sí es clara:

“La iglesia no sirve de conciencia a los individuos; pero debiera proporcionar orientación moral. El aborto por razones de control de la natalidad, selección de sexo o conveniencia, no cuenta con el apoyo de la iglesia. Pero a veces las mujeres embarazadas pueden encarar circunstancias excepcionales que presenten dilemas morales, como amenaza para su vida, peligros graves a su salud, graves defectos congénitos cuidadosamente diagnosticados en el feto y embarazos como resultado de actos de violación o incesto. La decisión final con respecto a la terminación de un embarazo la debe hacer la mujer embarazada, después de haber hecho las consultas debidas”.

Por ello la bioética adventista permite que estos abortos puedan ser realizados en hospitales adventistas, como efectivamente sucede en los Estados Unidos.

Las posiciones religiosas protestantes no fundamentalistas en general se decantan por rechazar el aborto como método anticonceptivo y tolerarlo –tal como lo tolera la mujer que decide hacérselo- promoviendo su acceso legal y seguro al lado de otras alternativas sólo para casos de violación sexual, grave daño para la vida o la salud de la madre y de graves malformaciones del feto; todo ello en el marco de un sistema de plazos (es decir, se rechaza completamente una liberalización del aborto, la posibilidad de practicarlo en cualquier momento del embarazo y por cualquier razón). El factor diferencial es el destacado papel que el protestantismo histórico le asigna a la conciencia individual para decidir su propio sistema ético y de creencias y el rechazo a imposiciones humanas sean éstas políticas o religiosas.

Lo mismo que las mujeres que deben tomar dicha difícil decisión y que las organizaciones civiles que defienden la despenalización del aborto, estas iglesias no son “entusiastas defensoras del aborto” ni “asesinas” como dicen el Cardenal, UNICEP y los medios de comunicación patriarcales como “El Comercio”. Sólo a hombres o mujeres machistas, o a ciertas damas aburguesadas podría ocurrírseles la peregrina idea de que abortar sea un acto tan ligero como tomarse un café.

El origen de la vida y la persona humana

UNICEP señala en su pronunciamiento que “la ciencia ha demostrado… que el concebido es un ser humano” “a través del descubrimiento del ADN,… expresado con un código genético distinto al de la madre”. Por supuesto dicha inferencia es anti científica: la premisa es cierta (el código genético diferenciado) y su conclusión falsa (el concebido es un ser humano”). La ciencia no ha demostrado cuándo comienza la vida humana. El integrismo católico promueve que ésta comienza en el momento de la concepción. La ciencia no lo responde, y algunos proponen que cada sociedad debe determinar ese comienzo de manera convencional.

Pero sería un error pensar que en este tema se oponen simplemente “ciencia” y “fe”. No existiendo unanimidad científica, ello no autoriza a recurrir sin más a un consenso religioso para definir una cuestión pública como el aborto.

Sin recurrir ya al principio de laicidad del Estado, hay que preguntarse: ¿acaso hay unanimidad entre las religiones, o al interior de ellas, como para que éstas pretendan imponerse con una verdad absoluta reconocida en todo tiempo y lugar, y por todas las conciencias que en este caso no existe?.

Todo lo contrario. Hay una gran diversidad entre las bioéticas de las religiones así como un inocultable pluralismo bioético al interior de ellas mismas.

Contrariando las invocaciones de un supuesto derecho natural -universal e inmutable inspirado por el único Dios de las religiones del Libro y que pueda reclamarse como fundamento de la ley de un Estado tal como exige el fundamentalismo “provida”-, y más allá del lugar común de “la defensa de la vida” en las éticas religiosas no existen coincidencias al determinar cuándo y cómo es que dicha vida inicia, o sobre cómo actuar frente a los diversos dilemas éticos planteados por los diferentes supuestos de interrupción del embarazo o en cuanto a experimentación genética y médica con embriones.

En el cristianismo ya señalamos las diferencias entre catolicismo y protestantismo. Al interior de cada uno de ellos existen también posturas divergentes. Me baso en lo sucesivo en la argumentación desarrollada por el jurista español Isidoro Martín Sánchez en su obra titulada “Bioética, religión y salud”. Veamos primero qué sucede en el Islam.

En éste, conocidas tradiciones basadas en hádices interpretativos del Qur´an (Corán) hechos por el mismo Profeta Muhámmad (Mahoma) afirman que el feto es como una gota de líquido puro en el útero durante cuarenta días, en una segunda etapa de otros cuarenta días es como un coágulo y un trozo de carne en los últimos cuarenta; ciento veinte días después de los cuales el espíritu de vida (ruh) anida en él y se puede hablar propiamente de vida humana. Dichos hadices desarrollan lo que se revela en varias Suras del Qur´an:

“¡Hombres! Si dudáis de la resurrección, Nosotros os hemos creado de tierra; luego, de una gota; luego, de un coágulo de sangre; luego, de un embrión formado o informe. Para aclararos. Depositamos en las matrices lo que queremos por un tiempo determinado; luego, os hacemos salir como criaturas para alcanzar, más tarde, la madurez. Algunos de vosotros mueren prematuramente; otros viven hasta alcanzar una edad decrépita, para que, después de haber sabido, terminen no sabiendo nada. Ves la tierra reseca, pero, cuando hacemos que el agua baje sobre ella, se agita, se hincha y hace brotar toda especie primorosa”. (Sura 22,5)[1].

Los juristas islámicos en su mayoría[2], interpretan de manera literal la Sura 22, 5 con la doctrina de los 120 días y entonces concluyen que el aborto está permitido por la ley coránica en ese periodo de tiempo sin incurrir en culpa pues los embriones son personas en potencia y pertenecen a los progenitores. En la traducción y tafsir (comentario) elaborados por Muhammad Assad[3], se comenta dicha Sura atribuyéndosele una explicación de las diversas fases del desarrollo embrionario. Así, la expresión gair mujal·laqa se constituye en una descripción del estadio en el que la masa embrionaria (mudga) no tiene aún vida individual o en palabras del académico medieval Al-Tabari: “cuando el alma no ha sido aún insuflada en ella” (la iunfaj fiha ar-ruh).

Otra Sura declama lo siguiente en el mismo sentido de la anterior:

“Hemos creado al hombre de arcilla fina. Luego, le colocamos como gota en un receptáculo firme [el útero, N.A.]. Luego, creamos de la gota un coágulo de sangre, del coágulo un embrión y del embrión huesos, que revestimos de carne. Luego, hicimos de él otra criatura. ¡Bendito sea Alá, el Mejor de los creadores!” (Sura 23,12-14)[4].

Y finalmente, la notable Sura 96, que es notable porque cronológicamente es la primera del Qur´an en ser escrita por el Profeta Muhámmad alrededor del siglo siete D.C.:

“¡Recita en el nombre de tu Señor, Que ha creado, ha creado al hombre de sangre coagulada!” (Sura 23,12-14)[5].

Por supuesto, también existe diversidad dentro del islamismo y es así que algunos juristas salafistas discrepan con dicha posición y aseveran que el aborto no está permitido en ningún periodo, salvo el caso de peligro de vida de la madre en atención del precepto al ahamm wal muhimm (lo más importante y lo menos importante: "cuando dos cosas prohibidas se junten [sobre alguien], entonces la menor será sacrificada por la mayor"). Aquí parecen acercarse al protestantismo no fundamentalista

En el judaísmo, según la tradición oral expresada en el Talmud y que recoge las doctrinas rabínicas, el alma penetra en el cuerpo en el día cuarenta después de la concepción. Antes, el embrión es considerado “meramente agua”, “el muslo de la madre” o “una de sus extremidades” (Hulin 58ª). Pero a partir del día cuarenta el embrión adquiere estatus de feto y no se puede disponer de él sino en caso de peligro de la vida de la madre. En todo caso, el valor absoluto e infinito de la vida humana se atribuye de manera plena a partir del nacimiento definido como el momento en que la cabeza del niño sale por el canal vaginal.

Como en el Islam, no existe uniformidad absoluta sobre el momento de atribución de un absoluto derecho a la vida. La tradición judía es de escuela hermenéutica eminentemente casuística, es decir que establece verdades a partir del análisis de casos prácticos de los cuales se deducen criterios orientadores y no en sentido inverso, partir de la verdad textual en abstracto para juzgar los casos particulares. Por ello los casos y supuestos analizados por el judaísmo son de más rica variedad y las opiniones finales de los rabinos en todos aquellos casos también manifiestan idéntica diversidad según se trate de la época, de la escuela interpretativa o del prestigio de la autoridad rabínica.

De hecho, no obstante que el aborto está en general censurado a partir de los cuarenta o ciento veinte días como acontece en la religiosidad islámica y protestante, el judaísmo también admite variadas excepciones en los que la vida de la madre y aún consideraciones como el estado anímico de ésta (depresión) autorizan una interrupción del embarazo ya que la vida de la persona adulta tiene prioridad y aún más si se trata de la madre respecto al embrión, al cual se atribuye la categoría de “perseguidor” (rodef) “que va tras la madre con la intención de matarla”.

Inclusive algunas opiniones rabínicas sugieren que para atribuir el derecho a la vida a un embrión no sólo se trata de contemplar el periodo de cuarenta días sino que el feto debe estar implantado en el útero para tener derecho a protección. Antes de ello, estando en otro recipiente (vítreo o artificial) no tienen real potencial de vida y por tanto no son estimados como realmente vivos. De allí también que la mayor parte de los juicios rabínicos estimen que se pueda disponer del número de embriones en un embarazo que comprometa el éxito de la fecundación o la salud de la gestante, siempre y cuando la reducción embrionaria se realice antes de los cuarenta días[6].

Podemos concluir entonces que aún si aceptáramos basar la legislación y la política pública sobre un “derecho a la vida” reconocido a partir de concepciones religiosas, su viabilidad práctica sería nula debido a la discrepancia esencial existente entre ellas y que no tiene denominadores comunes específicos.

En el Perú existen católicos, protestantes, judíos, musulmanes y miembros de otras religiones. Y ateos, y agnósticos e indiferentes. ¿Cómo legislar para todos?.

Podría argumentarse que el Estado debería legislar en función de las creencias mayoritarias de la población, pero aún concediendo ese inaceptable punto, si quisiéramos basarnos en una sola religión –la católica para nuestro caso- ello sería imposible pues no existe “la bioética católica” sino mas bien diferentes bioéticas católicas. Peor aún, las posiciones oficiales sobre el derecho a la vida desde el catolicismo no han sido enunciadas como verdades infalibles dictadas ex cátedra lo que permite la legitimidad del pluralismo teológico interno en este punto a pesar de los insistentes intentos vaticanos por acallar la enseñanza y voz de sus teólogos disidentes.

Bajo la filosofía del proyecto de ley de “igualdad religiosa” de UNICEP deberíamos plantear una ley sobre el aborto para cada religión por separado (ya que ellos plantean acuerdos de colaboración por separado entre el Estado y cada confesión religiosa). ¿Pero y –por ejemplo- qué pasaría con un católico que no desea actuar como dice su jerarquía sino en honor a su propia conciencia?... ¿y cómo dar una ley sobre el aborto para cada religión si al interior de ellas no existe una sola posición al respecto?.

Los repetidos asaltos de la alianza evangélico-católica de corte “provida” contra el Estado laico al presentarse como portadores de una verdad única no solo implican una imposición sobre las conciencias de quienes no se reconocen como creyentes sino también es un atentado a la libertad de conciencia y religiosa de otras religiones presentes en la sociedad.



[1] Traducción del Corán efectuada por la Asociación Estudiantil Musulmana de la Oregon State University (véase www.intratext.com/X/ESL0024.htm, consultado en agosto de 2008).
[2] Véase lo expresado en 1997 por el Comité de Bioética del Líbano y el Comité Nacional de Ética Médica de Túnez (citado en Martín Sánchez, Isidoro. Bioética, religión y salud. Madrid, 2005. p.138).
[3] Vid., “El mensaje del Qu´ran” en http://www.webislam.com/?idl=134 (consultado en agosto de 2008; publicada en versión impresa por la Junta Islámica de Madrid).
[4] Asociación Estudiantil Musulmana de la Oregon State University, op.cit.
[5]Ídem.
[6] Martín Sánchez, Isidoro. Op.Cit. p.117.

Fuente: Derechos Humanos, Laicidad y libertades públicas

sábado, 24 de octubre de 2009

Becas de estudio en el extranjero

Ofrecen becas en el extranjero

Evento. En conferencia de Universia. Oportunidades de estudio están dirigidas a universitarios y profesionales del país.

Con el objetivo de brindar a los estudiantes universitarios y profesionales del Perú la información necesaria sobre las oportunidades de estudio que diversas embajadas ofrecen en el exterior, la Red de Universidades de Iberoamérica, Universia realizó ayer la III Conferencia Internacional de Becas Perú, en la Universidad de Lima.

“El principal impedimento con que se encuentran los jóvenes con deseos de estudiar en el extranjero es la financiación de los estudios. Por ello, Universia reúne por tercera vez a distintas embajadas e instituciones para informar a los estudiantes y profesionales sobre las distintas convocatorias de becas para peruanos”, señaló Christine Simon, gerente de Imagen Institucional de Universia.

También en Arequipa

Cabe precisar que entre los países expositores se encontraban las embajadas de Australia, Bélgica, España, Francia y Japón. Asimismo que este 6 de noviembre se realizará el mismo evento en Arequipa.

Fuente: http://www.larepublica.pe/archive/all/larepublica/20091024/23/node/227262/total/13/pagina

lunes, 19 de octubre de 2009

Constructores en Arequipa

Viendo este spot del II Congreso Anual sobre la Región Arequipa (CARA 2009) que se llevará a cabo este 22 y 23 de octubre en las instalaciones del Centro de Convenciones Cerro Juli, no cabe duda que... ¡TODOS SOMOS CONSTRUCTORES!



Refieren los organizadores que el precio de la entrada para el público en general es S/. 50.00 y para estudiantes S/.35.00

domingo, 18 de octubre de 2009

Arequipa en relación a la crisis global

El economista Raúl Mauro, investigador de DESCO, estuvo en la Blanca Ciudad donde presentó un informe sobre el "Impacto de la crisis global en Arequipa" el pasado viernes 16.

En el estudio se destaca que, mientras en el periodo 2001-2008 el Perú reportó un crecimiento promedio de 6,7% del Producto Bruto Interno (PBI), Arequipa creció el 7,8% en relación al PBI regional, afrontando de mejor manera la crisis.

A continuación la presentación completa de este informe:


Como se aprecia en la lámina 14, el crecimiento medio de Arequipa ha sido de 7.8% anual. Con la crisis -apunta Raúl Mauro- tomando el estimado de The Economist para Peru que es 1.3%, resulta que Arequipa crecería 3.3%. Comparando esta cifra con la anterior tenemos que la pérdida neta por la crisis ha sido de 4.5 puntos porcentuales del PBI arequipeño. Ciertamente no entró en recesión, sino en una desaceleración, siendo este el impacto "temprano" de la crisis.

sábado, 17 de octubre de 2009

La confianza pública

La confianza pública

Por: Juan de la Puente

La reciente encuesta de Ipsos/Apoyo sobre la confianza de los peruanos en las instituciones evidencia dos brechas que expresan las dimensiones de la crisis de Estado. La primera se refiere a la mayor confianza que despiertan las instituciones privadas, como las iglesias, católica y evangélica y los medios de comunicación, sobre las del Estado. En algunos casos la confianza ciudadana a lo privado, sobre lo público, es mayor hasta en 30 puntos, a pesar, inclusive, de que instituciones como el Poder Judicial incrementaron sus cuotas de legitimidad recientemente.

La segunda brecha se produce al interior del mismo Estado. Según la encuesta, los mayores índices de confianza estatal superior al 50% son del Reniec, las FF.AA. Essalud, la Defensoría del Pueblo y a la Sunat. Estos porcentajes son muy superiores a los que muestra el Congreso (17%), el Poder Judicial (29%) y el Ejecutivo en su conjunto (25%).

El concepto de islas de eficiencia que comúnmente explican estas diferencias en Estados de poco desarrollo, no parece aplicarse al sondeo que comentamos. La percepción a la que alude la encuesta no implica en todos los casos la afirmación de eficiencia. Se trataría, al parecer, de una percepción de cercanía a la gente o, si se quiere, de utilidad pública que sus autoridades han sabido rentabilizar socialmente, en unos casos por una gestión eficaz y en otros por protección y solidaridad. La cuota de confianza en las FF.AA. no puede desligarse de su compromiso reciente en el VRAE, como la del Reniec de su expansión en el interior del país. En el caso de Essalud, la mejora de 19 puntos en un año es el resultado de una eficaz gestión de la inversión física, del desembalse de operaciones y del cambio en el modelo de atención, una reforma que luego de tres años se hace evidente. Asimismo, en la confianza a la Defensoría, existe una combinación de ambos factores, acompañada de una clara apuesta democrática de su titular, expresada en momentos cruciales.

En una década marcada por la crisis de un Estado que distribuye poco y mantiene un alto déficit en la universalización de derechos para la equidad, es interesante la ubicación de experiencias de instituciones que gastan con eficacia, entregan derechos y contribuyen a mejorar la densidad del Estado. Son, ciertamente, pocas experiencias, pero son; abren zanjas de una reforma estatal que si bien es cierto debería empezar desde arriba, se inicia desde abajo.

Fuente: http://www.larepublica.pe/archive/all/larepublica/20091017/10/node/225287/total/1634/pagina

miércoles, 14 de octubre de 2009

La corrupción fujimorista

El Grupo de Trabajo Contra la Corrupción ha elaborado este didáctico material para no olvidar la corrupción institucionalizada por Alberto Fujimori y el fujimorismo, importante iniciativa que debemos tener en cuenta:

La Corrupción Bajo el Fujimorismo

martes, 13 de octubre de 2009

Mensaje de autoreflexión y autocrítica

Este mensaje a los argentinos, en realidad es a gran parte de nuestros países latinoamericanos, en nuestra región compartimos problemas comunes que requieren pasar de la reflexión a la acción:



La responsabilidad no es exclusiva de nuestros gobernantes, tampoco de los gobernados... la responsabilidad es compartida ¿verdad?. La autoreflexión, la autocrítica y sobre todo la enmienda de nuestros errores es positiva. ¡¡¡Atrevámonos a construir!!!... un nuevo Perú, una nueva Latinoamérica.

domingo, 11 de octubre de 2009

Fukuyama: Redistribuir la riqueza es clave

"Redistribuir la riqueza es clave"

Francis Fukuyama fue el orador principal del V foro del Centro Global para el Desarrollo y la Democracia (CGDD) en Lima. Durante su exposición reiteró sus advertencias sobre las graves consecuencias económicas que podrían surgir en América Latina si se sigue ignorando que la exclusión social es la semilla de conflictos y de populismos. Al hablar sobre cómo pasar del Consenso de Washington a la Agenda Social para América Latina, señaló que es fundamental mejorar la calidad de la educación en todos los niveles. El profesor de Economía Política Internacional de la Universidad John Hopkins y autor del “El fin de la historia y el último hombre”, en el que se aseguraba que la democracia era la última fase de la evolución social de la humanidad, habló con El Comercio en el hotel Country Club de San Isidro.

¿Cuál es la amenaza más grande que enfrenta hoy la democracia latinoamericana?

El desafío más grande es tratar de proveer una respuesta desde un consenso democrático, pero el problema es que se utilizan otras vías que no necesariamente son democráticas y que ahora son muy populares.

¿Qué debe esperar el mundo cuando concluya la actual crisis económica?

Estoy sorprendido de que la crisis no haya cambiado mucho el balance de poder entre la izquierda y la derecha. En Europa a la derecha le va mejor en lo que va de la crisis. La crisis causó más daño a los países dependientes del petróleo, como Venezuela, Irán, Rusia.

¿Considera que la corrupción y el narcotráfico también se fortalecieron con la crisis?

Ambos son problemas muy difíciles de eliminar en el mundo moderno y que siempre se alimentan de las crisis. La demanda es el principal problema, pero todos los países están obligados a hacer los máximos esfuerzos para mitigar este flagelo. Yo considero que aminorando sus efectos se podrían evitar algunos factores sociales que exacerban la estabilidad de la democracia.

El Perú es un país con una economía estable. ¿Qué falta por hacer para que la riqueza se distribuya de una manera eficiente a los sectores más pobres?

En América Latina existe un problema en las líneas de recaudación de impuestos. Resulta que las personas que perciben mayores ingresos son las que menos tributan y el Estado gasta muchos millones en proyectos que benefician a las clases medias y no a los estratos sociales que viven en pobreza. La solución sería fácil si se corrigiera esa falla. Si el problema de la distribución se compara con Europa o EE.UU., se podrá observar que en esos países la redistribución de la riqueza proveniente de los impuestos es mucho más efectiva, por lo cual el modelo a seguir ya existe y solo se requiere una mejor voluntad política para implementarlo.

Pero en el Perú, como en toda América Latina, existen muchos programas sociales para erradicar la pobreza, ¿por qué persiste el problema?

No puedo comentar nada específico sobre el caso peruano, pero sí puedo señalar que en México y Brasil, donde existen programas Pro Pobre, se han producido resultados muy significativos en la redistribución de la riqueza y la eliminación de la desigualdad.

¿Qué falla en el sistema tributario para que los programas contra la pobreza sean eficientes?

El problema actual no es técnico, sino político. En muchos países de la región no hay la voluntad política suficiente para cambiar esta realidad. No podemos olvidar que ciertos grupos están muy organizados para captar buenos porcentajes del presupuesto nacional, mientras que los pobres no. La situación cambia bruscamente cuando hay explosiones sociales o políticas populistas como las del presidente venezolano, Hugo Chávez Frías.

¿Considera que debe elaborarse una agenda social para América Latina?

No se necesita únicamente una agenda social, se debe apostar por una buena agenda social, y uno de los problemas es que dicha agenda está sujeta a la politización y al abuso. Todos deben entender que si los políticos tienen la idea de que estos programas son como favores que pueden darse para los que los apoyan políticamente, estaremos volviendo a la política tipo clientelismo.

¿De qué manera el crecimiento de un país se detiene por la mala redistribución de la riqueza?

El problema no surge de la noche a la mañana sino que se va acumulando la presión social hasta que explota. Venezuela y Bolivia son los mejores ejemplos, donde sus gobiernos debieron modificar su política fiscal por una explosión social.

LA FICHA
Nombre: Francis Fukuyama. Nació el 27 de octubre de 1952 en Chicago, Estados Unidos.
Profesión: Politólogo.
Cargo: Es miembro del Consejo Presidencial sobre Bioética y catedrático de Economía Política Internacional de la Universidad JohnS Hopkins, en Washington DC.

Fuente: http://elcomercio.pe/impresa/notas/redistribuir-riqueza-clave/20091010/353040

viernes, 9 de octubre de 2009

Premio Nobel de la Paz a Barack Obama tiene mucha lógica

Recompensa a una nueva visión del mundo

JAVIER VALENZUELA 09/10/2009

Pasado un primer momento de sorpresa, la concesión del Premio Nobel de la Paz a Barack Obama tiene mucha lógica. El Instituto Nobel de Noruega premia así una visión del mundo -y del papel de Estados Unidos en el mundo- y no una obra. Obama no lleva ni un año en la Casa Blanca, por lo que aún no cabe juzgarle por sus resultados, pero en ese período ya ha cambiado radicalmente la música y la letra de la política internacional norteamericana. Y en un sentido que no puede ser más grato para los oídos de los escandinavos, los europeos y, en general, la mayoría de los habitantes del planeta.

Obama es todo lo contrario de George W. Bush, el titular de la Casa Blanca más impopular de todos los tiempos fuera de las fronteras de Estados Unidos (y puede que incluso que dentro de ellas). Allí donde Bush soñaba con un siglo XXI dominado unipolarmente por la potencia imperial estadounidense, Obama ve un mundo multipolar en el que Washington ejerce, sin duda, una gran influencia, pero en gran medida a través de su colaboración con otras potencias democráticas y en el seno de Naciones Unidas. Allí donde Bush tenía como instrumento preferente la guerra preventiva, Obama opta por el diálogo y la negociación. Allí donde Bush se reía de la ayuda al desarrollo de los países y continentes más pobres, Obama piensa que el progreso de esas gentes también es clave para garantizar la libertad, la seguridad y la riqueza de los norteamericanos. Allí donde Bush prefería seguir haciendo negocios con el petróleo, Obama asume que la lucha contra el cambio climático y la promoción de las energías renovables es imprescindible para la supervivencia de la especie humana.

En tres trimestres Obama ha reconciliado a Estados Unidos con Europa, Rusia y China; ha dirigido un mensaje extraordinario -el de El Cairo- al mundo árabe y musulmán; ha tenido el valor de decirles a los israelíes que sin el nacimiento de un Estado palestino digno de ese nombre difícilmente tendrán garantizada la paz; ha renunciado al provocador escudo antimisiles de su predecesor y ha dado los pasos que podía para desmantelar Guantánamo y retirarse de Irak, y asimismo ha proclamado que su objetivo es liberar al mundo de la ominosa sombra de las armas nucleares.

En relación a América Latina, Obama también ha dicho algo absolutamente nuevo: Washington ya no considera esa zona como su bananero patio trasero, desea relaciones fraternales con sus pueblos y, para disgusto de los golpistas de Honduras, no consiente que se deponga por la fuerza a presidentes elegidos democráticamente.

Obama incluso ha tendido su mano a regímenes como Cuba e Irán, dándoles la oportunidad de que evolucionen pacíficamente hacia una situación de normalidad democrática y pertenencia constructiva en la comunidad internacional. El que esos regímenes no hayan acabado de comprender la oportunidad que se les ofrece sólo prueba de que, amén de despóticos, son estúpidos.

En cuanto a Afganistán, el planteamiento intelectual de Obama es correcto: Bush cometió un error monumental al relegar ese país a un segundo plano y concentrar las energías de EE UU -y con ellas las de buena parte de la comunidad internacional- en la ilegal, absurda, contraproducente guerra de Irak. En Afganistán es donde estaban -y siguen estando- las fuerzas coaligadas de los talibanes y Al Qaeda que agredieron a Estados Unidos el 11-S (y luego prosiguieron sembrando de sangre el mundo con los atentados de Bali, Casablanca, Madrid, Londres, Egipto, Estambul...). El problema es que los ocho años transcurridos desde la primera intervención militar en Afganistán han permitido a esas fuerzas reorganizarse y reconquistar posiciones. Y puede que el reajuste de Obama llegue tarde porque las opiniones públicas -en EE UU y en Europa, incluida España- ya no quieren soportar más bajas en ese país.

En cualquier caso, Bush fue el lado oscuro de Estados Unidos para cientos de millones de habitantes del planeta y Obama representa el lado luminoso. Y eso es lo que ha querido premiar -y muy pronto, a fin de reforzarle- el Instituto Nobel de Noruega.

Fuente: http://www.elpais.com/articulo/internacional/Recompensa/nueva/vision/mundo/elpepuint/20091009elpepuint_9/Tes

jueves, 8 de octubre de 2009

Atleta de 82 años, todo un ejemplo

Hugo Delgado Flores, es un psiquiatra y atleta arequipeño, que a sus 82 años, se encuentra en la misma "flor de la vida", como lo refiere este reportaje del Semanario El Buho.

El Club Internacional Arequipa ha decidido inaugurar su nueva pista atlética con el nombre de esta figura del atletismo, lo cual es un buen ejemplo que EN VIDA SÍ PODEMOS RENDIR TRIBUTO a las personas que, como en este caso, han cosechado importantes logros y son un modelo de vitalidad, no obstante la avanzada edad cronológica.



Hugo Delgado Flores, consiguió dos preseas de oro y una de plata en el Campeonato Mundial de Atletismo Máster realizado en Lahti, Finlandia, entre el 25 de julio y el 8 de agosto.

domingo, 4 de octubre de 2009

"Gracias a la vida que me ha dado tanto"

Mercedes Sosa, la cantante folklorista de América Latina por excelencia, ha fallecido hoy domingo en una clínica de Buenos Aires, a los 74 años, víctima de una enfermedad hepática.

Nuestro tributo a "La Negra", cantante siempre comprometida con causas políticas y sociales:







jueves, 1 de octubre de 2009

No soy periodista, pero me atrae el periodismo

No soy periodista, pero me atrae el periodismo

Si hacia fines de la década de los noventa no hubiera postulado a la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de San Agustín (UNSA), muy posiblemente lo hubiera hecho a la Escuela de Ciencias de la Comunicación de la misma casa “agustina”, y ahora, en vez de ejercer la abogacía (no precisamente en la rama judicial), estaría ejerciendo formalmente como periodista.

Tendría aproximadamente 11 años cuando le criticaba a mi padre que dedicara mucho tiempo (a esa edad, más de 2 o 3 horas al día me parecía totalmente desproporcionado) a escuchar, leer y ver noticias, comentarios periodísticos, etc.; a regañadientes escuchaba sus consejos que hacían énfasis en lo importante que significa estar bien informado y conocer diversos puntos de vista, claro, yo era un niño un tanto rebelde que no dimensionaba adecuadamente una sugerencia de esa magnitud, sin embargo con el tiempo fui asimilando los sabios consejos de mi querido padre.

Sumado a lo anterior, desde el segundo año de mis estudios secundarios en el Colegio Nacional Manuel Muñoz Nájar –¡¡¡soy “najarino”!!!- fue despertando en mi la inquietud por el tratamiento escrito y oral de la información, en aquella época mi profesora Sonia Delgado nos solicitaba a todos los estudiantes de mi salón de clases que le presentáramos “composiciones”–a manera de resúmenes- de los programas dominicales, mi favorito era “Panorama” de Panamericana Televisión, por ese tiempo empecé a tomar conciencia de los “asuntos públicos” tanto de Arequipa, el Perú y el mundo en tanto el régimen autocrático de Alberto Fujimori evidenciaba su rostro más duro “apoderándose” de gran parte de los medios de comunicación tanto de la prensa escrita, como radial y televisiva.

Ya como estudiante de Derecho, mi inquietud por el periodismo seguía latente, en el segundo año de mis estudios universitarios nos responsabilizamos junto con otros compañeros y amigos de un periódico mural de la Facultad de Derecho de la UNSA al que le denominamos “TODAS LAS VOCES”, era el año 2000, y en marzo junto con mi amigo Antonio nos preguntamos si sería muy complicado escribir artículos de opinión en algún periódico de la Blanca Ciudad, así es que decidimos intentarlo.

Don Carlos Meneses Cornejo –en ese entonces Director del diario “Arequipa al Día”-, tuvo la amabilidad de acogernos luego de mostrar su disposición a que jóvenes universitarios “volcáramos nuestra pluma” en el periódico cuyo lema rezaba “la verdad nos hace libres”. Todavía recuerdo su sugerencia: “al final de tu artículo refieres que eres estudiante de Derecho de la UNSA, seguido de tu edad”, en aquel entonces formalmente era ciudadano, ya había cumplido 18 años. Desde aquella fecha estuve escribiendo con significativa frecuencia en “Arequipa al Día”, posteriormente en el diario “El Pueblo”, con especial satisfacción aprecié también que alguna vez el diario “La República” (en su edición “El Gran Sur”) publicara un artículo mío y en varias ocasiones también el semanario “El Búho”. Estos breves pasajes de mi vida los recuerdo y los comparto porque me llenan de satisfacción.

En esencia el periodismo tiene que ver con información relacionada con la actualidad, una sociedad (como conjunto de personas) que desconoce los acontecimientos que suceden constantemente y que no se forma una opinión mínima, es una sociedad condenada a ser manipulada por diversos intereses, no precisamente sanos ni santos.

Hoy 1 de octubre es el “Día del Periodista” en el Perú, y como siempre he pensado, fechas conmemorativas como ésta, deben ser un gran pretexto para reflexionar el importante rol que desempeñan –o “deberían” desempeñar en muchos casos- los hombres de la prensa.

Hago extensivo mi saludo al periodismo VERAZ, la mejor recompensa que pueden recibir los y las periodistas es el RESPETO de la ciudadanía, existen periodistas en la Blanca Ciudad de Arequipa, en el Perú y en el mundo entero que lo han construido, pues al fin y al cabo el respeto, como el prestigio y muchas cosas se construyen, aunque también pueden destruirse.

No puedo dejar de expresar mi respeto y gratitud al actual Director del “Decano de la prensa arequipeña”, a Don Carlos Meneses Cornejo, de quien sabemos le sobra profesionalismo, y a quien le reconozco puntualidad, precisión y tino.

A los hombres y mujeres de prensa: ¡¡¡Feliz Día del Periodista!!!