martes, 1 de enero de 2008

Lo bueno, lo malo y lo feo del 2007

LO BUENO LO MALO Y LO FEO DEL 2007

Por: JAIME PAREDES CALLA

Expresiones como “caminante, no hay camino, se hace camino al andar” o “poco a poco se va lejos”, pueden perfectamente transmitir la secuela de hechos y situaciones del año viejo (junto a lecciones aprendidas, de las buenas y malas experiencias, que haríamos bien en emular, perfeccionar o simplemente enmendar), pero tales expresiones también nos permiten proyectar las situaciones que se nos vienen en el nuevo año (proyecciones personales, colectivas, sociales, políticas, etc.).

Para nuestro país, la nominación de Machu Picchu como una de las siete maravillas del mundo debe constituir el acontecimiento más importante del año 2007, huelgan mayores comentarios puesto que son muchos los beneficios que lograremos muy pronto.

Otro acontecimiento importante del año 2007 es la extradición del ex Presidente de la República, Alberto Fujimori, quien está respondiendo ante la justicia peruana por una serie de delitos, que deben conducirlo a prisión tras ser condenado con todo el rigor de las normas legales. Los incrédulos que no se imaginaban a Fujimori sentado en el banquillo de los acusados ya deben estar convencidos que la globalización de la justicia avanza cada vez más.

En nuestra “Blanca Ciudad” podemos destacar el esfuerzo de algunas autoridades para concertar con organizaciones sociales ante situaciones de coyuntura generadas fundamentalmente desde el gobierno central, sin embargo llamamos la atención para que el diálogo y suma de esfuerzos no sea meramente reactiva ni en situaciones de crisis, es fundamental asumirlo como una política permanente en las respectivas gestiones.

De otro lado, lo peor que nos pudo pasar fue el terremoto del 15 de agosto que afectó principalmente a nuestros conciudadanos de los departamentos de Ica, Huancavelica y Lima, así como la corrupción de malos elementos (algunos funcionarios públicos) que se generó en plena desgracia. Relacionado con la corrupción, no podemos dejar de mencionar la doblemente escandalosa licitación de patrulleros, primero en el periodo de Pilar Mazzetti y después en el periodo de su sucesor, Luis Alva Castro, entornillado en el poder cual Manuel Burga en la Federación Peruana de Fútbol.

En términos de avance institucional de la descentralización, el reemplazo del Consejo Nacional de Descentralización (CND) por la Secretaría Técnica de Descentralización (a cargo de la Presidencia del Consejo de Ministros) parece convalidar la popular expresión de “el remedio resultó peor que la enfermedad“, sin duda los pomposos anuncios “descentralizadores” del primer mandatario de la República han quedado en eso, anuncios estériles de aplicación que a su vez se reflejan en la falta de voluntad política para implementar el Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (CEPLAN) que ya fue aprobado por el Congreso de la República.

Del calentamiento global ni hablar, si nosotros mismos no hacemos nada para detenerlo estamos acelerando nuestra autodestrucción (calificado por muchos especialistas como un “proceso irreversible”).

Finalmente, el 2007 nos deja la certeza de tener un gobierno central que definitivamente no está del lado de las urgentes necesidades de las mayorías: las “services” nadan como pez en el agua, del impuesto a las sobreganancias mineras el partido de gobierno no quiere acordarse así como de muchos otros compromisos asumidos, entre los que se encuentra la homologación de sueldos de los docentes universitarios con el de los magistrados del Poder Judicial.

Mejor procurémonos un próspero año 2008, con muchas felicidades y éxitos, convencidos que este nuevo año será lo que querramos que sea si todos los ciudadanos y ciudadanas nos involucramos activamente en su construcción.

No hay comentarios.: