miércoles, 31 de octubre de 2007

El perro del hortelano y el plato de lentejas

EL PERRO DEL HORTELANO Y EL PLATO DE LENTEJAS

Nelson Manrique (Perú 21)

El artículo publicado por el presidente Alan García("El síndrome del perro del hortelano", El Comercio,28 de octubre de 2007) es importante para conocer adónde va el gobierno aprista.

García dice que en el Perú "hay muchos recursos sinuso que no son transables, que no reciben inversión yque no generan trabajo". Su alternativa:privatizarlos, para atraer capitales y tecnología.

García propone impulsar las explotaciones forestalesen la Amazonía: "para eso se necesita propiedad, esdecir un terreno seguro sobre 5,000, 10,000 o 20,000hectáreas, pues en menos terreno no hay inversiónformal de largo plazo y de alta tecnología".

Propone también vender las playas y los cerros, lastierras de las comunidades campesinas ("la demagogia yel engaño dicen que esas tierras no pueden tocarseporque son objetos sagrados y que esa organizacióncomunal es la organización original del Perú. Esamisma tierra vendida en grandes lotes traeríatecnología de la que se beneficiaría también elcomunero"), así como los recursos mineros y elpetróleo: "contra el petróleo, han creado la figuradel nativo selvático 'no conectado'; es decir,desconocido pero presumible, por lo que millones dehectáreas no deben ser exploradas, y el petróleoperuano debe quedarse bajo tierra mientras se paga enel mundo US$90 por cada barril".

Comencemos por esta última afirmación de García. Elpetróleo peruano se privatizó y el Estado peruanoobtuvo unos suculentos US$860 millones por su venta.para después acumular pérdidas por US$ 1,972 millonesentre 1992 y el 2004: una pérdida neta de US$ 1,112millones en 8 años (Humberto Campodónico:"Privatizació n de Petroperú generó pérdidas por US$1,112 millones", La República, 19 de enero de 2006).Se privatizó cuando el barril de petróleo estaba aUS$20 y ahora está a US$90.

Alan García está atrasado. Brasil, México, Venezuela,Ecuador y Colombia mantienen el control de supetróleo. Argentina y Bolivia -que lo privatizaron-están de regreso. Chile, que no tiene petróleo, hacreado la empresa estatal ENAP y su filial Sipetrol,que explota campos productores "en Argentina, Ecuadory Egipto (nada menos), donde produce 24,000 BD.Además, está presente en Colombia, Irán y Yemen"(Humberto Campodónico: "Petróleo: Una política miope yentreguista" , La República, 19 de febrero de 2006).

Es legítimo preguntarse de dónde ha sacado el Estadochileno el dinero. Pues, de su cobre, porque ni aPinochet se le ocurrió privatizar su principal recursonatural, y gracias a ese nacionalismo la estatalCorporación del Cobre de Chile, Codelco, ha aportado asu fisco US$15,785 millones entre el 2004 y el 2006.Se espera que las utilidades superen este año losUS$10 mil millones (Codelco, Memoria Anual 2006).Mientras tanto, ¿cuánto ha obtenido Alan García por laentrega de nuestros recursos mineros? Un óbolo de 500millones de soles, algo así como US$ 166 millones; lacentésima parte de lo obtenido por Chile en tres añospor su cobre. Encima, los mineros se han negado al daral Estado peruano el control de ese dinero, con unatendible argumento: "¿Y si se tiran la plata?".

¿Por qué faltó Alan García a su promesa electoral derevisar los contratos lesivos al país? Según dijo,para no ahuyentar la inversión extranjera.

Pero en Bolivia, en dos años, Carlos Mesa y EvoMorales subieron la participación del Estado en lasutilidades del 18% al 82%, y redujeron en la mismaproporción la de las empresas extranjeras. ¿Cuántas sefueron? Ni una, pues con los actuales preciosinternacionales eso sigue siendo un buen negocio.Según Haya de la Torre, el antimperialismo era larazón de ser del Apra.

Evo Morales mantiene un 59% de respaldo (cifras deApoyo), mientras Alan García sigue como el tango,cuesta abajo. El entreguismo no paga. No enpopularidad.

Fuente: http://www.peru21.com/comunidad/Columnistas/html/ManriqueIndex.html

No hay comentarios.: